email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2019 Orizzonti

Crítica: Nevia

por 

- VENECIA 2019: La primera película de Nunzia De Stefano, grabada en un conjunto de containers en las afueras de Nápoles, llama la atención por la tranquila tenacidad de la joven protagonista

Crítica: Nevia
Virginia Apicella en Nevia

"¿Cómo te puedes escapar de esto?" Esta es la pregunta que Nevia le hace a su vecina Lucía (Franca Abategiovanni). Con una madre muerta y un padre en prisión, Nevia vive con su abuela en el conjunto de containers de Ponticelli, en los suburbios del este de Nápoles. En pocos días cumplirá 18 pero aparenta menos. Hace lo que puede hacer para juntar algunas monedas, recoge basura puerta a puerta para mujeres mayores, acompaña a su hermana pequeña Enza en la escuela (Rosy Franzese ). La abuela Nanà (la cantante y actriz Pietra Montecorvino, con ojos de loca, un signo inequívoco de napolitanismo) alquila habitaciones a prostitutas y para pagar las deudas de su hijo en la cárcel esconde contrabando (sobre todo móviles) de un pequeño jefe del barrio, Peppe (Gianfranco Gallo). El hijo de Peppe (Simone Borrelli), de unos treinta años, le ha echado el ojo a Nevia. Y para ella este cortejo es una verdadera pesadilla.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Compitiendo en la sección Orizzonti del Festival de Cine de Venecia, Nevia [+lee también:
tráiler
entrevista: Nunzia De Stefano
ficha del filme
]
es el primer largometraje de la napolitana Nunzia De Stefano, que colaboró con Matteo Garrone en Gomorra [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Domenico Procacci
entrevista: Jean Labadie
entrevista: Matteo Garrone
ficha del filme
]
, Reality [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Matteo Garrone
ficha del filme
]
, El cuento de los cuentos [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Matteo Garrone
ficha del filme
]
y Dogman [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Matteo Garrone
ficha del filme
]
. La película nace de una historia autobiográfica, y esto se nota especialmente en la pasión que se le ha transmitido y en la empatía hacia la protagonista, interpretada por una sorprendente Virginia Apicella. De Stefano ha vivido diez años en un container en Marianella, en Nápoles, después de que el violento terremoto de 1980 forzara a su familia a vivir en un conjunto de ellos, a la espera de una vivienda adecuada. Cuarenta años después del terremoto, los campos de containers todavía existen y, en algunos casos, como en Ponticelli, donde se grabó Nevia, se han convertido en pequeñas comunidades que acogen a personas marginadas de todos los rincones del mundo, tratando de resistir la degradación.

Integra y decidida, Nevia hace todo lo posible para alejarse a sí misma y a su hermana de las actividades de narcotráfico de su abuela, de la atención de los adultos, de todas esas cosas obligatorias ya escritas en el destino de una joven en un territorio donde se convierte en adulta sin poder ser antes una niña. "Nacer aquí es una verdadera desgracia" es la respuesta de Lucía a la pregunta crucial de Nevia, que busca la oportunidad de escapar y libertad en un circo que pasa, como una actualización de la metáfora de Fellini. En 86 minutos Nevia no logra profundizar lo suficiente su historia de formación, pero impresiona con la tenacidad silenciosa de la protagonista, a quien la cámara dedica atención constante mientras se mueve en entornos deteriorados pero llenos de dignidad.

Garrone produce la película con Archimede, en coproducción con Rai Cinema. Las ventas internacionales las maneja True Colours.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano por Alessandro Romano Sáez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy