email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2019 Platform

Crítica: Así habló el cambista

por 

- El uruguayo Federico Veiroj firma una comedia negra sobre el pasado histórico y financiero de Latinoamérica, protagonizada por un codicioso experto en el cambio de moneda

Crítica: Así habló el cambista
Daniel Hendler en Así habló el cambista

El cineasta uruguayo Federico Veiroj estrenó en la competición Platform de la 44ª edición del Festival de Toronto su quinta película titulada Así habló el cambista [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
. Esta inquietante comedia negra de humor absurdo, que próximamente competirá en la sección Horizontes Latinos del 67° Festival de San Sebastián, es el resultado de una adaptación libre de la novela de Juan Enrique Gruber, publicada en 1979. Tanto la versión original como la cinematográfica relatan los trapicheos y la triste vida íntima de un cambista sin escrúpulos con el fin de ahondar en el pasado histórico y financiero de tres países latinoamericanos: Uruguay, Brasil y Argentina.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Así habló el cambista está protagonizado por Humberto Brause (Daniel Hendler), una suerte de alter ego uruguayo de Leonardo DiCaprio en El lobo de Wall Street. Pues, Brause es un mal padre, un pésimo marido, y, a su vez, un genio en las finanzas que ha llegado a lo más alto aprovechando las oportunidades, las crisis económicas y las dictaduras de los países vecinos. Al igual que el film de Martin Scorsese, Así habló el cambista se sostiene en una narración en primera persona, en la que el propio Brause explica cómo ha llegado a formar su pequeño imperio en el negocio del cambio de moneda.

El tiempo presente de la narración se sitúa en el Montevideo de 1975. Sin embargo, la voz en off de Brause desea retroceder al año 1956, para, así, iniciar el relato describiendo la génesis de su ambición capitalista. A mediados de la década de los cincuenta, Brause trabajaba en la casa de cambios del Señor Schwensteiger (Luis Machín). Su patrón –el cambista veterano más respetado de Montevideo– le enseñó todos los secretos para entender y triunfar en el negocio, hasta que, finalmente, el aprendiz acabó superando al maestro. El astuto Brause no sólo fundó su propia empresa, también se casó con la hija de Schwensteiger, la joven Gudrun (Dolores Fonzi), para seguir atado al experto cambista.

De vuelta al Montevideo de 1975, Brause se ha convertido en el hombre más buscado por los ricos latinoamericanos que desean acceder al paraíso fiscal uruguayo. Este cambista sin ética hará negocios con cualquier hombre o mujer que se presente en su oficina; ya sean militares o políticos uruguayos, mafiosos brasileños o guerrilleros argentinos. Así habló el cambista es una sátira sociopolítica sobre un hombre que cambió los pequeños placeres de la vida por el culto al dinero, promoviendo el enriquecimiento de las élites latinoamericanas de la época en nombre del capitalismo.

Así habló el cambista ha sido producido por la uruguaya Cimarrón Cine, la argentina Rizoma Films y la alemana Pandora Filmproduktion. La compañía española Film Factory Entertainment está a cargo de las ventas al extranjero.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.