email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SAN SEBASTIÁN 2019 New Directors

Crítica: Lynn + Lucy

por 

- Fyzal Boulifa firma una dura historia de amistad entre dos mujeres que impresiona y sirve como excelente carta de presentación para un cineasta al que seguir de cerca

Crítica: Lynn + Lucy
Nichola Burley y Roxanne Scrimshaw en Lynn + Lucy

Lynn + Lucy [+lee también:
tráiler
entrevista: Fyzal Boulifa
ficha del filme
]
es el título de la potente ópera prima del realizador británico Fyzal Boulifa, estrenada internacionalmente en la sección New Directors del 67° Festival de San Sebastián. Decimos que es un trabajo potente y hay argumentos de sobra que justifican tal afirmación: Una historia que interesa desde el primer segundo y que el director maneja con firmeza, una brillante pareja femenina protagonista que no hace sombra a un reparto igual de  bien afinado y, todo ello, sustentado por un manejo sobresaliente de los recursos técnicos y artísticos que dotan al conjunto de una precisión y una fuerza que realmente apabullan.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película se dedica a explorar la realidad de las dos mujeres que le dan título. Se trata de dos amigas inseparables que se conocen desde niñas y que viven en un pueblo que podría ser cualquier pueblo en Inglaterra. Lynn (la debutante Roxanne Scrimshaw) es madre desde los dieciséis años y ahora que Lucy (una magnética Nichola Burley), siempre más intensa y atrayente que ella, tiene su primer bebé cerca de la treintena, parece que para ambas comienza una nueva etapa en la que estarán tan unidas como en los tiempos de instituto. Pero solo lo parece, porque la recién estrenada maternidad de Lucy no hace más que añadir tragedia a la ya de por sí poco luminosa existencia de estas dos mujeres.

Uno de los grandes aciertos de Boulifa en su debut es la decisión de poner su lupa sobre Lynn, mucho más anodina y ordinaria que Lucy, esto permite que cuando la tragedia golpea a esta última, la historia se enriquezca. Nos explicamos, ver a Lucy y su entorno desintegrarse a través de los ojos de Lynn nos da una visión cercana de los acontecimientos y, al mismo tiempo, abre la historia a otras realidades y puntos de vista.

Estamos ante una historia de personajes. Lo que les ocurre a nuestras protagonistas, las consecuencias que sus decisiones tienen en su entorno y la influencia que este entorno ejerce sobre ellas son los motores que hacen que todo se mueva. Fascina la capacidad del novel cineasta para crear retratos complejos y completos de personajes que no son especialmente comunicativos. Sin embargo, los primeros planos de Boulifa no dan respiro a sus criaturas, y es imposible que ninguna de sus reveladoras miradas, ni ninguno de sus mínimos gestos pasen desapercibidos para los que las observamos. Es así como conseguimos hacernos una idea bastante clara de las turbulencias que perturban las mentes de estas personas, vamos de su mano a lo largo del tortuoso camino que recorren y acaba por resultar imposible salir indemnes de tal experiencia.

Al final, Lynn + Lucy es una película intimista que emociona y perturba, pero consigue ser también un retrato de un tiempo y un lugar concretos. Los programas de televisión que ven los personajes y su actividad en redes sociales permiten que la realidad exterior entre en el mundo que la cinta radiografía, de este modo comprobamos que los males que asolan a nuestras protagonistas son mucho más que un hecho aislado, son quizás los síntomas de una epidemia global a la que es difícil poner nombre.

Lynn + Lucy es una producción de Rosetta Productions con Vixens y BBC Films. Charades se encarga de las ventas internacionales de la película.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy