email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS España

Crítica: El crack Cero

por 

- El ganador de un Óscar José Luis Garci retoma antiguos personajes detectivescos en un delicado y delicioso ejercicio de revival cinematográfico, repleto de referencias cinéfilas y con aroma clásico

Crítica: El crack Cero
Carlos Santos en El crack Cero

Si a partir de hoy, 4 de octubre de 2019, día de su estreno, usted entra en un cine donde se proyecte El crack Cero [+lee también:
tráiler
entrevista: José Luis Garci
ficha del filme
]
, experimentará algo muy parecido a un viaje en el tiempo. En pantalla verá, en precioso blanco y negro, un Madrid de los años setenta del siglo pasado, con aquellas gigantescas salas cinematográficas –sacrificadas después en pro de franquicias de ropa barata– mostrando orgullosas sus luminosos rótulos. También a hombres curtidos y de hablar pausado y controlado, de perfecto atuendo y peinado impoluto. Y descubrirá a damas seguras de sí mismas y porte elegante, como si de compañeras de universidad de la vida de Barbara Stanwyck, Bette Davis y otras grandes señoras del cine negro clásico americano se tratara. Pero no estamos en el Hollywood de los años cincuenta, sino en la Europa súper tecnológica del siglo XXI y quien se atreve a recrear todo aquel universo perdido, anacrónico y añorado no es otro que un valiente cineasta que rema a contracorriente: José Luis Garci.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Garci es un director que levanta pasiones, de las positivas y de las negativas. A él se debe el (co)guion de aquella pesadilla sobre un hombre (José Luis López Vázquez) encerrado en una caja de cristal titulada La cabina, de Antonio Mercero; también del de otra joya distópica, adelantadísima a su tiempo, La Gioconda está triste, de 1977 (ambos trabajos televisivos fueron aplaudidos fuera y dentro de las fronteras españolas). Asimismo posee el mérito de haber traído a España el primer Oscar, ganado por Volver a empezar, en 1982. Y entre su filmografía, irregular pero siempre fiel a sí mismo y alérgico a modas y corrientes, hay una joya del policiaco protagonizada por un magistral Alfredo Landa, El crack, de un año antes, 1981.

Ahora Garci ha retomado los personajes protagonistas de aquel film para levantar, a sus casi 75 años, su precuela: El crack Cero, que protagonizan un estoico Carlos Santos, Miguel Ángel Muñoz, Luisa Gavasa, Macarena Gómez, Raúl Mérida, Ramón Langa, Andoni Ferreño, Patricia Vico, Luis Varela, Pedro Casablanc y la habitual en su universo Cayetana Guillén Cuervo.

Con diálogos brillantes de réplicas inteligentes, menciones a otras pasiones garcianas –el boxeo y el fútbol–, un ritmo lento impregnado de nostalgia (“No te conviertes en estatua de sal por mirar atrás”, asegura uno de los personajes) y una trama algo previsible (al malvado de la función se le detecta enseguida por su galopante estupidez), El crack Cero es una rara avis, una pieza de museo, un alucinante contenedor de valores –la honradez, la ética, la valentía…– que parecen extinguidos de nuestros días; un film que sólo con una mirada limpia y sin prejuicios se puede paladear, pero que espantará a quien busque en la sala de cine ruido, furia, velocidad y efectos especiales. Pues como asegura otro personaje de esta película alucinante: “No soy de este tiempo”. Ni Garci ni su nueva criatura cinematográfica lo son… y no se avergüenzan de ello porque les sobra pasión por el cine.

El crack Cero, con guion de José Luis Garci y Javier Muñoz (Sicarivs, la noche y el silencio [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
), es una producción de Nickel Odeon Dos y Areta Investigación A.I.E. Cuenta con la participación de TVE, Movistar+ y Trece TV. De su distribución en España se ocupa Filmax.

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.