email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LONDRES 2019

Crítica: Our Ladies

por 

- Michael Caton-Jones presenta en Londres una historia iniciática encantadora y agridulce, basada en la exitosa novela de Alan Warner, Las Sopranos

Crítica: Our Ladies
Marli Siu, Sally Messham, Rona Morison, Tallulah Greive y Abigail Lawrie en Our Ladies

Our Ladies, de Michael Caton-Jones (Rob Roy), se ha estrenado en la sección Special Presentation de la 63ª edición del Festival de Cine de Londres BFI. Basada en The Sopranos, de Alan Warner, es el segundo libro del autor que se adapta al cine después de Morvern Callar [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Lynne Ramsay en 2002.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Estamos en los años 90, y un grupo de chicas adolescentes que integran un coro católico en un una ciudad portuaria de Escocia se dirigen a un concurso de canto en Edimburgo, bajo la atenta mirada de la Hermana Condron (Kate Dickie). La película se centra en seis de las chicas (Eve Austin, Tallulah Greive, Abigail Lawrie, Sally Messham, Rona Morison y Marli Siu), cuya mirada no está puesta en el premio, sino en la posibilidad de beber, ir de compras y tener sexo. Cuando la Hermana Condron (o Hermana Condón, como suelen llamarla las chicas) les deja tiempo libre antes de la competición, las seis intentan aprovechar al máximo su corta libertad. Su recorrido incluye pubs, tiendas de discos, compras, un karaoke, personas extrañas y hasta una visita accidental a un burdel.

En esta adaptación, las protagonistas creadas por Warner no pierden la simpatía; y a través de la dinámica entre ellas (y el prisma del humor), de la amistad y de las penas se exploran los efectos del ambiente claustrofóbico de una comunidad pequeña y una escuela católica. Los actores jóvenes hacen un gran trabajo: su química es evidente en la pantalla, y sus personalidades están muy bien exploradas en este divertido trabajo en grupo.

Ya no son niñas pero tampoco adultas y su ingenuidad y entusiasmo para ceder ante sus impulsos hace que las chicas avancen con una determinación ciega que no tiene en cuenta las consecuencias. El deseo de libertad subyace en su comportamiento imprudente, un deseo de liberarse de las normas de la escuela católica y de la falta de perspectivas en su ciudad, donde lo más interesante para hacer es acostarse con los marineros. Pero las acciones tienen consecuencias, el mundo real espera fuera y detrás de la indiferencia espontánea no siempre hay compasión.

Dios perdona pero las monjas no. El sexo sin protección puede acabar en embarazo y no todos los extraños son de confianza, en especial si se encuentran en saunas públicas que parecen burdeles. Pero al igual que las plantas crecen en torno a la luz y los hombres sórdidos gravitan en torno a las estudiantes católicas, la inocencia de la juventud sale adelante y trata de superar los obstáculos.

Con independencia de sus decisiones o ramificaciones, Our Ladies es amable con las chicas, ya que no las juzga ni moraliza. Son divertidas e intensas, y su amistad resiste enfermedades, revelaciones y hasta comparten chicos debido a la escasez de hombres. Pero los personajes masculinos están sujetos a un tratamiento diferente y son relegados a los márgenes. Se convierten en objetos de deseo. Y, a diferencia de las chicas, los hombres están allí, con la excepción de un cerebrito, para ser juzgados y reírse de ellos.

Si añadimos a lo anterior una banda sonora, ropa y tecnología (CDs y VCRs) nostálgicas, el resultado es una película iniciática genuina y sincera sobre un grupo de chicas que intentan conseguir el equilibrio entre sus deseos y sus obligaciones. Michael Caton-Jones tardó 20 años en hacer esta película, y deberíamos estar agradecidos de que finalmente lo haya conseguido.

Our Ladies ha sido producida por Sigma Films y Sony Pictures International Productions (Reino Unido); mientras que Sony Pictures Releasing la distribuye en Reino Unido.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.