email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TRIESTE SCIENCE+FICTION 2019

Critica: Bullets of Justice

por 

- La cinta post-apocalíptica de Valeri Milev anda falta de corazón, pero no de vello facial

Critica: Bullets of Justice
Danny Trejo (centro) en Bullets of Justice

Bullets of Justice [+lee también:
tráiler
making of
ficha de la película
]
, del director nacido en Sofía Valeri Milev, que se ha proyectado en el Trieste Science+Fiction Festival, empieza muy bien, con un dúo postapocalíptico (que incluye al coguionista, productor y compositor Timur Turisbekov en modo Roger Corman) que captura a un hombre-cerdo y lo amenaza con “dispararle en el hocico”. Unos minutos después, aparece Danny Trejo excavando los restos de una tumba y llevándose una calavera, como si fuese una interpretacióm de Hamlet que a este periodista le encantaría ver, para después desaparecer, mientras afirma que no hay un Dios. Vamos a darle una oportunidad.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

El argumento, que se apoya en explicaciones detalladas, parece simple: durante la Tercera Guerra Mundial, se puso en marcha un proyecto secreto llamado “Army Bacon” para crear los supersoldados que los Nazis querían conseguir. El plan consistía en la reproducción entre cerdos y humanos pero las cosas salieron mal y las nuevas criaturas esclavizaron a los humanos y los encerraron en granjas para producir comida. Es decir, lo mismo que hicieron con ellos.

En lugar de adherirse al concepto y divertirse construyéndolo (como hicieron los creadores de Iron Sky [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Timo Vuorensola
entrevista: Timo Vuorensola
ficha de la película
]
), Milev parece perder el interés y decide meter tantos personajes raros y comentarios vulgares como sea posible en sus 76 minutos de duración. Algunos funcionan y generan carcajadas, pero el principal problema no es la locura, ya que todos parecen sacados de la cantina de Mos Eisley y no parecen sorprenderse por lo que ven o a quiénes se encuentran, sino por el simple hecho de que le falta corazón a todo, pero no vello facial; sobre todo a uno de los personajes femeninos, que nos recuerda a los años dorados de Conchita Wurst.

Las cosas no acaban de consolidarse: su desnudez frontal (cortesía del siempre versátil Turisbekov), las desagradables escenas de torturas que no entretienen (en especial, a los vegetarianos), y las peores interpretaciones después de The Asylum. Sobre todo en la segunda parte, donde el aspecto pálido y familiar se vuelve tedioso y Milev termina generando más simpatía por los villanos que por el héroe, que parece conmocionado. Pero es bonito que a los guionistas les haya gustado tanto el nombre de uno de los personajes –Benedict Asshole–, que obligaron a todos a repetirlo durante todo el metraje. Tampoco podemos olvidar al actor que se pasa toda la película haciendo splits frente a un ventilador y con un tanga que parece muy incómodo.

Bullets of Justice es una coproducción entre Bulgaria y Kazajistán. Ha sido producida por Timur Turisbekov, así como Michael Kraetzer, Luciano Onetti y Nicolas Onetti, para Zenit TT Productions. Black Mandala gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy