email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Portugal

Crítica: Tristeza e alegria na vida das girafas

por 

- La cuarta película de Tiago Guedes es una tragicomedia sobre la aventura agridulce de crecer

Crítica: Tristeza e alegria na vida das girafas
Maria Abreu en Tristeza e alegria na vida das girafas

Tr [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
isteza e alegria na vida das girafas [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el cuarto largometraje de Tiago Guedes, ha tenido su estreno en cines portugueses el pasado 21 de noviembre. La película es una adaptación de la obra de teatro homónima de Tiago Rodrigues, que retrata la transición de la infancia a la edad adulta.

Jirafa (Maria Abreu) ​​es la protagonista indiscutible de la historia: una peculiar niña de 12 años, adicta a los diccionarios, que aparenta ser mucho mayor (y más madura) de lo que realmente es. Su entrañable apodo fue un regalo de su madre, recientemente fallecida. Jirafa vive con "el hombre que es su padre" (Miguel Borges), un actor en paro de cuarenta y tantos años sin perspectivas de futuro, pero que intenta no perder la esperanza por su hija. Sin embargo, no es el único hombre en su vida, ya que la niña también tiene un amigo imaginario llamado Judy Garland. Se trata de un gran oso de peluche que maldice todo el tiempo, de forma bastante grosera e inapropiada. El oso es en realidad un reflejo de la angustia emocional de Jirafa, en un momento vital en el que la joven intenta escapar de su dolor, así como un símbolo de su edad y un compañero de viaje en una aventura que cambiará su vida. Cuando "el hombre que es su padre" no puede pagar la factura para que ella vea Discovery Channel (con la intención de realizar un trabajo escolar sobre jirafas), la niña toma la decisión de escapar de casa y reunir el dinero suficiente para pagar las facturas durante el resto de su vida.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Mientras vaga por la ciudad, acompañada por la música de Manel Cruz (que dota a la obra de una atmósfera entrañable y agridulce), la joven tiene varios encuentros con diferentes personajes (incluido Chekhov). Estos encuentros representan en realidad momentos de dualidad y contraste (un niño y un anciano enfadado, una niña inocente y un punk,...) que permiten a la protagonista avanzar en su viaje y, lo que es más importante, aprender sobre la vida. Este estilo narrativo también se refleja en el enfoque visual de la película, que presenta una línea continua combinada con ilustraciones y algunas visiones desde la perspectiva de Jirafa (a través de vídeos grabados con su teléfono móvil). Estos contrastes visuales y narrativos son los que ayudan a construir el tono tragicómico de la película, un tono con el que la mayoría de los espectadores podrá empatizar por su parecido con la vida real. A pesar de que la cinta pueda parecer en muchos momentos ligera y alegre, también es profunda e intensa, ya que trata uno de los capítulos más importantes (y dramáticos) de la vida de un ser humano. Crecer no es fácil, nuestra inocencia se pierde en algún punto del camino y algo dentro de nosotros desaparece lentamente. Esta película refleja exactamente eso. Empleando la ficción y el mundo imaginario de una niña (así como la destrucción del mismo), el director demuestra cuán triste y alegre puede llegar a ser la vida.

Tristeza e alegria na vida das girafas es una producción de la portuguesa Take It Easy. La cinta está siendo distribuida por NOS Audiovisuais, mientras que Portugal Film se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.