email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TURÍN 2019

Crítica: Il grande passo

por 

- La agridulce fábula de ciencia ficción del italiano Antonio Padovan une a Giuseppe Battiston y Stefano Fresi por primera vez en la pantalla

Crítica: Il grande passo
Giuseppe Battiston y Stefano Fresi en Il grande passo

Il grande passo, la última cinta de Antonio Padovan, presentada en competición en el 37º Festival de Cine de Turín, es un híbrido entre las películas de Carlo Mazzacurati y Steven Spielberg. Se trata de una agridulce historia de ciencia ficción centrada en dos hermanos que se conocen por primera vez, ambientada en un brumoso paisaje veneciano. Con sus disparatados experimentos con cohetes espaciales hechos a mano, la película conjuga la melancolía y la poesía que rodea las pequeñas cosas de la vida, un estilo que asociamos con el difunto director veneciano, con el idealismo y el asombro que irradian las películas de ciencia ficción del maestro estadounidense.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

“¿Quieres ir a la luna? ¡No eres la NASA!". A pesar de tener madres distintas y un padre ausente, y de que nunca han mantenido relación, Mario (Stefano Fresi) se ve arrastrado hasta Polesine, en el rural veneciano, para ayudar a su hermano Dario (Giuseppe Battiston), que tras intentar enviar un cohete a la luna (incendiando un campo en el proceso), acaba siendo denunciado a las autoridades y corre el riesgo de ingresar en un hospital psiquiátrico. A pesar de su gran parecido físico (es la primera vez que Battiston y Fresi aparecen juntos en la gran pantalla, pero la química que se genera entre ambos es uno de los puntos fuertes de la película), los dos hermanastros no pueden ser más diferentes. Uno de ellos, hosco y delirante, sueña con viajar al espacio aprovechando la fuerza propulsora de la niebla Padana; el otro, afable y con los pies en el suelo, no tiene más expectativas de futuro que seguir trabajando en la pequeña ferretería que dirige en Roma con su madre.

Otro aspecto que diferencia a los dos hermanos son los recuerdos conflictivos que tienen de su padre: para Mario es prácticamente un fantasma, mientras que para Dario es la persona a quien debe su mente visionaria e inteligencia. Según su padre, los sueños son lo que separa a los seres humanos de los animales, por lo que Dario creció soñando, hasta el punto de acabar siendo marginado y ridiculizado por la gente del pueblo. Battiston (que ya había trabajado con Padovan en su primer largometraje, Finché c'è prosecco c'è speranzahe [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
) retrata con sutileza la dolorosa locura de un personaje obsesivo, cuyo único objetivo en la vida es volar lejos del planeta Tierra. Por su parte, Fresi no decepciona en el papel de un gentil hombretón, desorientado en una remota aldea del norte y abrumado por las absurdas aspiraciones de su hermano, añadiendo un toque de comedia a la película.

Estamos ante una hermosa oda a los soñadores de este mundo. Sin embargo, la película se resiente en su tramo central. Los temperamentos opuestos de los protagonistas aparecen cada vez más exagerados, pero sin llegar a añadir demasiado a la trama. Con todo, el final logra asombrar a todos los personajes (entre los que encontramos a Roberto Citran, Camilla Filippi y Teco Celio, además de un cameo de Flavio Bucci), llegando a rivalizar con cualquier propuesta de Spielberg. ¿Logrará nuestro héroe cumplir su sueño de volar a la luna? A fin de cuentas, lo que realmente importa es mantener la fe, hasta el final.

Il grande passo es una producción de Ipotesi Cinema, Stemal Entertainment y Rai Cinema, escrita por el propio director junto con Marco Pettenello (guionista en cuatro películas de Mazzacurati). La música corre a cargo de Pino Donaggio, mientras que Lightcut Film se ocupa de los efectos especiales (cabe destacar que las escenas de la película no tienen nada que envidiar a las imágenes de Cabo Cañaveral).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.