email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

GÖTEBORG 2020

Crítica: Psychosis in Stockholm

por 

- En su primer largometraje de ficción, Maria Bäck celebra el amor maternal en la salud y en la enfermedad

Crítica: Psychosis in Stockholm
Josefine Stofkoper en Psychosis in Stockholm

Psychosis in Stockholm [+lee también:
tráiler
entrevista: Maria Bäck
ficha del filme
]
, de Maria Bäck, la película inaugural de la 43ª edición del Festival de Cine de Göteborg, dentro de la Nordic Competition, es mucho más delicada de lo que sugiere su arriesgado título. Como Cineuropa ha podido saber, la película también se basa en la experiencia personal de la directora, que creció con una madre mentalmente inestable. La historia está narrada por sus propias voces. Es un truco fácil que tranquiliza a cualquiera que entre en la historia esperando un drama desgarrador, ya que sus intercambios verbales son afectuosos y amables. Ellas mandan un mensaje simple pero sorprendente: no es una película sobre la condición mental y sus efectos en los familiares que deben cuidarlos. Es una historia de amor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Y como tal, necesita su porción de obstáculos a superar: el deterioro de la madre (Josefin Neldén) durante unas mini vacaciones en Estocolmo junto a su hija (Josefine Stofkoper), a pocos días de que la chica cumpla 14 años. A decir verdad, la pecosa adolescente no parece sorprendida y sabe lo que va a ocurrir, a pesar de la actitud relajada de su madre: una crisis nerviosa precedida de bromas inapropiadas sobre rubias a las que les cuesta cerrar las piernas, y tics nerviosos que no puede controlar. En ese momento, la simple frase “¿Te estás empezando a sentir rara, mamá?” sólo sirve para comprobar que la chica ya ha visto eso varias veces, a pesar de su juventud. Desde que tenía cinco años, explica la película. Y probablemente más de una vez.

Quizás por eso no quiere esperar mucho tiempo y decide ingresar a su madre, que se encuentra fuera de control. Así, Maria se queda sola, deambulando y espiando a las personas, comiendo en una habitación de hotel vacía o contemplando fotos perfectas en las redes sociales, que nada tienen que ver con su situación. Stofkoper es muy buena en esas escenas, aunque las más conmovedoras resultan un poco fuertes. La directora tiene claro que el conjunto parece más un sketch que una película, y no lo esconde. Pero la relación no parece forzada, y con cada golpe y cada “Ahí es donde tu padre me abandonó”, esperas que, a pesar de todas las dificultades, ambas encuentren el camino de vuelta. Como ocurre en las historias de amor.

Psychosis in Stockholm ha sido producida por Anna-Maria Kantarius para la compañía sueca Garagefilm International. LevelK gestiona las ventas, mientras TriArt se encarga de su distribución en Suecia y Mer Film en Noruega.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy