email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2020 Voices Rotterdämmerung

Crítica: L’État sauvage

por 

- David Perrault se aventura en el western jugando con sus códigos para crear una película única, casi gótica, novelesca, fantasmal y de una singularidad muy irregular

Crítica: L’État sauvage
Armelle Abibou, Maryne Bertiaux, Alice Isaaz y Constance Dollé en L’État sauvage

Un intercambio de (falsos) diamantes por perfumes que termina en tiroteo, un baile tenso donde los soldados del norte, triunfantes y borrachos, buscan a las mujeres de la ciudad puesto que “la orden 28” los autoriza a tratarlas como si fuesen putas, un carro oscila al borde de un precipicio, bandidos enmascarados persiguen un convoy, fusiles, galope, dinamita, vudú, niebla espesa y tormenta de nieve en un Oeste Americano crepuscular cuyo ferrocarril está a punto de alterar el paradigma. Con L’État sauvage [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, proyectada en la sección Voices Rotterdämmerung de la 48ª edición del Festival de Róterdam, David Perrault se sumerge en el cine western, una aventura extraña para el joven director francés.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El director y guionista, que se dio a conocer en la Semana de la Crítica de Cannes 2013 con Nos héros sont morts ce soir [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
(una relectura estilística), respeta los códigos del género (sus grandes espacios, su rudeza, sus ajustes de cuentas, sus hombres viriles) y, a la vez, los deforma (tanto en la expresividad visual que roza el cuento y la pesadilla como en la posición central de las mujeres en la trama). Un choque audaz que no carece de riesgos…

Estamos en diciembre de 1863, en el corazón del condado de Saint Charles, Missouri, y en plena Guerra de Secesión. Una familia burguesa de colonos franceses, amenazada por la llegada de soldados del norte y por el derrumbe de su pequeño mundo, decide regresar a Europa con sus tres hijas en edad de casarse: Esther (Alice Isaaz), que narra la historia, Justine (Déborah François) y Abigaelle (Maryne Bertiaux). Edmond, el padre (Bruno Todeschini), contrata al experimentado mercenario Victor (Kevin Janssens) para dirigir una expedición que incluye también a su devota esposa Madeleine (Constance Dollé) y a su amante, Layla (Armelle Abibou), la sirvienta negra de la familia. Pero una banda de sanguinarios forajidos dirigida por Bettie (Kate Moran), que demuestra una pasión desbordante por Víctor, los persigue…

David Perrault opta por efectos visuales con mucho contraste (sombras y contraluces, ralentí, colores vivos, sensación de problemas y de fragmentación) para crear una atmósfera que roza lo irreal y que incursiona con dificultad en los espacios confinados de los primeros tercios de la película, antes de sumergirse en una naturaleza espectacular donde la historia va mucho más a su aire. L’état sauvage mezcla varias temáticas y estilos para tratar las paradojas de la libertad y del vacío desde una perspectiva feminista, y respeta los arquetipos del western para deformarlos. Pero le cuesta encontrar una identidad personal en una alternancia de escenas interesantes con otras demasiado teatralizadas. Un punto intermedio donde los intérpretes no decepcionan, pero que deja una impresión de experiencia cinematográfica rara en un registro de western europeo que ya ha sido explorado de forma mucho más sabia y eficaz en las recientes Gold [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Thomas Arslan
ficha del filme
]
, del alemán Thomas Arslan, y Los hermanos Sisters [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jacques Audiard
ficha del filme
]
, de Jacques Audiard.

L’État sauvage ha sido producida por Mille et Une Productions y por la compañía canadiense Metafilm. Pyramide gestiona las ventas internacionales y también estrenará la película en los cines franceses el 26 de febrero.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy