email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2020 Competición World Cinema Documentary

Crítica: Epicentro

por 

- Hubert Sauper hace un retrato soleado de Cuba y gana el Gran Premio del Jurado al Mejor documental en Sundance

Crítica: Epicentro

Epicentro, de Hubert Sauper, ganó el Gran Premio del Jurado al Mejor documental en el Festival de Sundance. La película cuenta la historia de Cuba mediante entrevistas con las personas que mejor conocen la isla caribeña: sus habitantes. En parte, lo hace entrevistando a jóvenes cubanos y preguntándoles por la historia del país; y es difícil no quedar cautivado por su encanto: caras alegres, inteligencia e idealismo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los narradores principales son las adolescentes Leonelis Arango Salas y Annielys Pelladito Zaldivar. Ellas observan lo que sucede en las calles de la Habana y son cubanas orgullosas que también parecen tener un buen conocimiento de la historia de la isla. Epicentro celebra cómo Cuba se enfrentó al imperialismo mientras observa a la gente que camina por sus calles.

La película tiene una estética casera que da la impresión de que alguien se paseó por la isla grabando imágenes para compartirlas en las redes sociales, y que después tuvo la idea de convertirlas en una película mezclando algunos fotogramas con una mirada histórica. Hay conversaciones sobre las invasiones españolas y estadounidenses, la revolución comunista, la gran amistad con la Unión Soviética, y también sobre los intentos por no sucumbir ante los males del capitalismo. Un hombre barbudo hace un buen monólogo sobre los peligros de convertirse en una economía turística. El cruzado imperialista Cristóbal Colón describió Cuba como un paraíso y sigue siéndolo, a pesar de los numerosos intentos por deslucirla. Todas estas historias están contadas de una forma natural y, sobre todo, honesta. No intenta predicar un mensaje educativo o político. Más que narrar, muestra lo que está pasando.

Por supuesto, crear tal sensibilidad requiere destreza cinematográfica. Detrás de la cámara, como director y cinematógrafo, se encuentra Sauper, el aclamado director austríaco responsable de la obra maestra medioambiental nominada al Óscar La pesadilla de Darwin, y la excelente Diario de Kisangani, sobre la guerra civil en Ruanda. Su documental We Come as Friends [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, ganó el Bravery Award en Sundance 2014.

Epicentro es mucho más alegre que esas películas, ya que Sauper demuestra que es un director que se guía por el comportamiento de sus protagonistas. Y estas chicas son superestrellas. La película también celebra el amor de Cuba por el cine, hasta cuando condena el uso de material audiovisual con fines propagandísticos. Hay varias tomas de niños viendo a Charlie Chaplin, que son una buena forma de presentar a la nieta del legendario director, Oona Castilla Chaplin, que enseña interpretación a los niños en la isla. Una de las clases juega con la percepción del público y con los recursos del cine para mostrar cómo se relacionan entre sí los pobres. El título de la película es una referencia a que Cuba es el centro geográfico de las Américas. Sauper nos pide que volvamos a mirar a la isla y a los principios de las personas, y nos implora que no creamos en la propaganda omnipresente porque cuando las personas se enfrentan al poder, ocurre algo hermoso.

Epicentro es una coproducción entre Austria y Francia llevada a cabo por Groupe Deux, KGP Filmproduktion y Little Magnet Films. La compañía francesa Wild Bunch gestiona los derechos internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.