email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

IFFR 2020 Bright Future

Crítica: Make Up

por 

- La historia de iniciación con toques de terror de Claire Oakley es una intrigante y atmosférica ópera prima

Crítica: Make Up
Molly Windsor en Make Up

El relato iniciático se renueva en Make Up [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, el primer largometraje de la directora británica Claire Oakley, proyectado en la sección Bright Future del Festival Internacional de Cine de Róterdam (IFFR).

Desde el principio, parece haber algo raro, cuando Ruth (Molly Windsor) llega en mitad de la noche a un aparcamiento de caravanas en Cornualles para encontrarse con su novio desde hace tres años. A pesar del aspecto aterrador de un pueblo desierto en temporada baja, estas casas vacías e idénticas también emanan una sensación diferente de aprehensión. Parecen contener el aliento mientras esperan la llegada de turistas que les devuelvan la vida. Esa sensación de estar con el alma en vilo se mantiene durante toda la película mientras la joven Ruth, a pesar de todos sus esfuerzos por parecer indiferente y relajada, se muestra ansiosa e impaciente por algo (cuando la vemos por primera vez, se está comiendo las uñas). Pero Oakley decide no revelar lo que preocupa a la joven, y la expresión de paz de Windsor sostiene el suspense.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La relación bonita y poco convencional entre los dos jóvenes (Windsor tiene mucha química con Joseph Quinn, que interpreta a su novio Tom) fundamenta la película en un realismo que desafortunadamente no es consistente en todos los actores, algo que diluye y confunde la interpretación de la película con elementos irreales. Después de encontrar cabellos largos y rojos en la ropa de Tom, Ruth empieza a ver la silueta evasiva de una chica pelirroja en la ciudad; pero la intrusión simultánea de imágenes y sonidos fantásticos (uñas rojas que se convierten en garras, gemidos que vienen de la casa vacía de al lado, luces extrañas en una caravana vacía) sugieren que estos elementos inquietantes pueden ser producto de la mente de la chica.

Ruth está muy preocupada por Tom y la misteriosa pelirroja, pero a medida que las extrañas manifestaciones de su perturbada psique se multiplican, sus sospechas despiertan en ella algo más que simples celos. Sus visiones sexuales y violentas insinúan un deseo escondido y cavernoso que, literalmente, la asusta mientras adquiere formas extrañas y perturbadoras. 

Aunque al principio parece convincente, la enigmática primera parte de la película abusa de su hospitalidad; pero seguimos esperando su atmósfera voluptuosa y misteriosa en la segunda parte. Cuando Ruth toma el control de su hambre latente, expresa su deseo a través de clichés poco convincentes, deshaciendo así la renovación de los elementos del relato iniciático que pretendía exponer la película. Sin embargo, Make Up es un debut emocionante e inventivo, y Oakley es una directora a tener en cuenta. 

Make Up ha sido producida por las compañías británicas Quiddity Films y Creative England’s iFeatures.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.