email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2020 Competición

Crítica: Berlin Alexanderplatz

por 

- BERLINALE 2020: La película de Burhan Qurbani lo intenta con todas sus fuerzas, pero no consigue tumbar el sistema

Crítica: Berlin Alexanderplatz
Welket Bungué en Berlin Alexanderplatz

A estas alturas, hay toda una generación de cineastas influenciados por las luces de neón y la violencia grotesca de Nicolas Winding Refn. Por eso, no es de extrañar que Berlin Alexanderplatz [+lee también:
tráiler
entrevista: Burhan Qurbani
ficha del filme
]
, presentada en la cada vez más agotadora competición oficial de la 70ª Berlinale, parezca una incursión del director danés en el cine en lengua alemana. La única diferencia es que, en el caso de esta versión de Burhan Qurbani de la novela de Alfred Döblin publicada en 1929 (adaptada anteriormente por Fassbinder), los temas importantes tienen más peso que las tonterías, y no vemos a Ryan Gosling por ningún lado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Presentada como "una adaptación libre y moderna" de la novela, la historia incluye cambios significativos pero coherentes. En esta ocasión, el protagonista es un inmigrante africano, concretamente de Bisáu (un magnético Welket Bungué), que lucha por encontrar su lugar en Berlín. Por desgracia, por cada acierto de la película, que cuenta con escenas realmente poderosas atravesadas por una ominosa voz en off, Qurbani comete también varios tropiezos que resultan especialmente anticuados, sin mencionar las numerosas escenas repletas de strippers. El tratamiento de las mujeres en la película es preocupante, ya que los personajes femeninos son muchas veces desechables o están encasillados en papeles con poco margen de acción. Un ejemplo claro es el personaje de Jella Haase, que se suma al club de las "guapas con corazón" (a estas alturas deberían formar un sindicato), un mero acompañamiento en esta odisea masculina.

Sin embargo, se trata de una odisea muy entretenida. Berlin Alexanderplatz se presenta como una emocionante combinación entre una extensa película de autor y una buena telenovela, donde la acción nunca decae. De hecho, el Francis de Bungué (más tarde rebautizado como Franz) recorre un largo y sinuoso camino lleno de innumerables obstáculos. Su principal objetivo es convertirse en un hombre decente, pero la suerte no le acompaña en su empeño, especialmente después de conocer a Reinhold (interpretado por Albrecht Schuch, que trata de imitar el estilo de Pacino en los años 70), un traficante de drogas que camina constantemente encorvado y que tiene serios problemas de compromiso, por decirlo de alguna forma.

Dicho esto, el importante subtexto de la historia, que podría aportar a la obra cierta riqueza y hacerla menos superficial, acaba eclipsado por los aspectos más visuales. Aunque se trata sin duda de un realizador muy hábil, Qurbani pone el espectáculo por encima de la historia, buscando sorprender e impresionar en lugar de conmover. Este estilo mantendrá a los espectadores entretenidos, pero da la sensación de que el director se dedica simplemente a marcar casillas, acumulando temas en lugar de profundizar en ellos. Para tratarse de una historia sobre una ciudad que puede devorar a los más incautos, lo cierto es que todo resulta demasiado limpio y cuidado como para convencernos de su peligro. Aún así, un mundo donde los "hipsters pagan doble" por la droga siempre resultará interesante.

Berlin Alexanderplatz es una producción de Leif Alexis, Jochen Laube y Fabian Maubach para la alemana Sommerhaus y la neerlandesa Lemming Film. Beta Cinema se ocupa de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.