email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Francia

Crítica: Les Grands Voisins, la cité rêvée

por 

- Sin poder estrenarse en cines, el documental de Bastien Simon sobre el proyecto efímero de loss "Grands Voisins" en París, se puede ver en la plataforma 25eheure.com

Crítica: Les Grands Voisins, la cité rêvée

El documental de Bastien Simon, Les Grands Voisins, la cité rêvée [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, empieza con una secuencia onírica que cautiva con su extraña belleza. Un hombre vestido con un “drâa”, un caftán tradicional, canturrea en un quirófano abandonado. En el centro de la habitación hay una mesa de operaciones y plafones: el curioso personaje manipula las luces, como si quisiera resaltar los recuerdos. Deambula por los pasillos ruinosos. El tono queda claro: este lugar, que hasta hace poco estaba repleto de médicos, enfermeras y pacientes, conoció tiempos mejores que ya no existen. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El cineasta se vio invadido por una sensación de decadencia al descubrir el antiguo Hospital Saint-Vincent-de-Paul, situado en el centro de París. En el siglo XVII, esta institución llevaba el nombre de “Hospice des Enfants-Assistés” y acogía huérfanos. Entre 2015 y 2017, el espacio en desuso tuvo una nueva misión: con el apoyo de las instituciones públicas, el hospital se transformó en un alojamiento para personas con problemas. El proyecto, llamado "Grands Voisins – Fabrique de biens communs", se puso en marcha en un tiempo récord y acogió a 600 residentes necesitados, y a 260 asociaciones, artistas, artesanos o start-ups interesados en inventar otras formas de vivir juntos. Esta pequeña ciudad situada en el centro del distrito 14 también era un laboratorio social por el que pasaban unas 2000 personas al día.

Para combatir la tristeza generada por los atentados de Charlie Hebdo y Bataclan, Bastien Simon quiere encontrar muestras de esperanza y solidaridad. Queda fascinado ante estos edificios que viven una segunda vida. El proyecto le atrae y le apasiona debido a la alegría de vivir de sus habitantes, esas “personas de los márgenes”, y al fuerte compromiso de personas como William (director del lugar) y Aurore (de la asociación Yes We Camp).

El director, que también grabó la película, se inspiró en Ici Najac, à vous la terre, de Jean-Henri Meunier (2006). Les Grands Voisins, la cité rêvée evoca una forma concreta de ser ciudadano y de hablar de humanidad. A través de su bella galería de marginados, como los miembros del grupo de música Kacekode: Mira alias “el milagroso” y Thierry para quienes la música es una fuerza anti precariedad. Pero Maël es el gran descubrimiento de la película, el artista mauritano que aparece al principio. Refugiado político sin papeles, representa la alegría de vivir. Sin embargo, este padre de familia separado de los suyos no ha salido del pozo. Hay un momento, bastante fuerte, donde interpela al primer ministro francés y le pide con humildad que ponga fin a la “denegación de la nacionalidad” de la que dice ser víctima…

Porque suele ser una cuestión política: Kamel, que se encarga de la seguridad, comenta en directo el resultado de las elecciones presidenciales; o durante las reuniones generales en el anfiteatro. François Hollande, Édouard Philippe o Anne Hidalgo: todos hacen apariciones furtivas para elogiar los beneficios del proyecto. Simon graba con distancia este vals político, sin prejuicios. Un posicionamiento que no le impide intervenir en voz en off detrás de la cámara: es la forma que el cineasta lorenés tiene de reivindicar su adhesión total al lugar y a su mandato.

En definitiva, la película es un testimonio rico sobre una utopía efímera que duró dos años. En la actualidad, el antiguo hospital está destinado a otros fines. Algo para suscitar el debate y alimentar las aspiraciones. 

La película, producida y distribuida por La Vingt-Cinquième Heure, no se proyecta en el cine sino en la plataforma 25eheure.com.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy