email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SXSW 2020

Crítica: Pólvora en el corazón

por 

- La película de Camila Urrutia, proyectada online en el SXSW 2020 Film Festival Collection, es una venganza para principiantes

Crítica: Pólvora en el corazón
Vanessa Hernández y Andrea Henry en Pólvora en el corazón

Después de haber sido cancelado a último momento debido a la pandemia, el SXSW sigue intentando que algunas de sus películas se proyecten. Así surge Prime Video Presents the SXSW 2020 Film Festival Collection, un evento online que tendrá lugar entre el 27 de abril y el 6 de mayo. Pólvora en el corazón [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Camila Urrutia, es una de las 39 películas que se benefician de esta oportunidad y quizás sea lo mejor para ella (aunque decae en algunos momentos, tiene energía de sobra y aporta un soplo de extraña autenticidad a una narrativa ya conocida).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Pero sólo nos resulta familiar al principio, cuando vemos a una pareja de chicas siendo atacadas una noche por tres hombres. Los agresores huyen, espantados, pero María y Claudia (Vanessa Hernández y Andrea Henry, esta última con el pelo teñido de rosa y ropa interior masculina) no pueden sacudirse el polvo y volver a sus respectivas vidas. A pesar de los indicios de que estamos en un territorio complicado para vengar una violación, a Urrutia se le da muy bien mostrar cómo reaccionan ante un trauma dos personas distintas, un trauma que debe ser contado: mientras una sólo quiere olvidar y continuar, la otra, que parece más frágil, quiere ver a esos hombres castigados y ha conseguido una pistola. Sólo necesita aprender a usarla.

De hecho, lo mejor de Pólvora en el corazón es que sus heroínas no tienen tiempo para “montajes de entrenamiento” y vuelven armadas y fabulosas, seguras de cada paso que dan, como ángeles de la venganza. Su reacción es inmediata: es visceral y, como tal, es un completo desastre. Ambas gritan, corren, cometen errores y están muy asustadas, y ningún tutorial de “pasos básicos para limpiar pistolas” puede cambiarlo. Por no hablar de una relación, que al principio parece tierna y algo unilateral, pero que luego empieza a resquebrajarse cuando ambas se muestran incapaces de darse lo que más necesitan: ser un apoyo emocional o protector. “Si vamos a hacer algo, lo haremos juntas y bien”, dice una. Pero resolver la logística es otra cuestión.

Aunque a veces la actuación no resulte del todo creíble, algunas observaciones son incómodas por su veracidad (como ver a una víctima helada, petrificada, al descubrir que los perpetradores están jugando al billar junto a ellas, sin inmutarse). Las chicas sólo quieren divertirse, como cualquier otra persona en el mundo, pero sólo se necesita un momento inconsciente, un giro en la dirección equivocada para que todo se derrumbe, aunque la pareja está más que advertida del peligro que acecha en cada rincón oscuro. Es un riesgo que tienes que afrontar por ti misma cuando la oficina de policía se ha quedado sin papel, y “sin papel no podemos hacer la denuncia”. Parece que la filósofa oxigenada Harley Quinn tenía razón: psicológicamente hablando, la venganza rara vez trae la catarsis que esperamos.

Pólvora en el corazón ha sido producida por Inés Nofuentes, y las secciones española y guatemalteca de Curuxa Cinema. Latido Films gestiona las ventas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy