email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Argentina / España

Crítica: Moira

por 

- Las heridas no cicatrizadas, provocadas por la cruenta dictadura militar argentina, centran el argumento de este drama a dos tiempos de Daniel Lovecchio

Crítica: Moira
Víctor Vidal y Nerea Lovecchio en Moira

Moira [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
es una creación que surge para procesar un hecho traumático: su rodaje ha sido muy movilizador para mí y ha supuesto un retorno de la memoria”, asegura el cineasta y director teatral argentino Daniel Lovecchio, quien no sólo protagoniza este drama sobre las consecuencias psicológicas de los actos violentos sufridos, sino que también ha contado con la colaboración de su hija Nerea Lovecchio en la escritura del guion y en la encarnación de otro rol principal. Así pues, el film se convierte en algo parecido a una profunda y sentida sesión de terapia y revisión del doloroso pasado.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Su historia comienza en el presente, en la felicidad de catálogo sueco, iluminada por velas, de un hogar español donde se celebra el 23 cumpleaños de Lucía, una chica sobradamente angelical que esa misma noche descubrirá que Germán, su padre, esconde un secreto que le costará descubrir. El resto del film saltará continuamente del siglo XXI hasta la pretérita década de los setenta, y de Madrid a Buenos Aires, para recrear aquellos actos abominables que no sólo llevaron a Germán a exiliarse en España, sino también a no atreverse a enfrentarse a su propia biografía.

La transición entre ambos tiempos se logra con el consiguiente cambio de ambientación y vestuario, y gracias al viraje hacia una fotografía más mortecina y apagada, que subraya la tensión, el miedo y el ambiente opresor que sufría la ciudadanía bajo la dictadura cruel del general Videla. Esos momentos del pasado son contrastados con el presente que vive la hija del protagonista, quien mantiene una relación sentimental complicada, pero esta correlación no logra cobrar sentido por la falta de interés de esta historia amorosa condenada al fracaso. Sí consigue, por el contrario, elevar la emoción la visita de un joven argentino, Martín (Víctor Vidal), que provoca alguna fricción inicial en el hogar de Germán.

Moira, película no sólo sobre la familia, sino realizada en familia (hasta la banda sonora es, en parte, obra de Horacio Lovecchio) acaba cayendo en los fallos habituales de las cintas domésticas: realización simple, música excesiva y poca pericia de los actores no profesionales, que no logran transmitir ante la cámara la credibilidad suficiente a sus actos… porque haber vivido una tragedia no garantiza el saber representarla adecuadamente.

Moira –proyectada en la última edición de la Seminci de Valladolid– es una producción de La Potínguele y Tyl Escénicas Producciones A.I.E., de cuya distribución se encarga Begin Again Films. Llega a la plataforma Filmin hoy viernes, 15 de mayo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy