email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TESALÓNICA DOCUMENTALES 2020

Crítica: Meanwhile on Earth

por 

- En el documental de Carl Olsson coproducido por Suecia, Dinamarca y Estonia, que debe mucho a Roy Andersson, la muerte es simplemente otro recado

Crítica: Meanwhile on Earth

El simpático documental Meanwhile on Earth [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Carl Olsson, le dará un susto de muerte a cualquier interesado en la Competición Internacional de Largometrajes del Festival de Documentales de Tesalónica de este año. No es explícito ni le hace falta serlo: su temática es bastante complicada. Trata del pragmatismo de la muerte tomando como ejemplo la industria funeraria sueca, y de las personas que están ahí para hacerse cargo de las consecuencias. Literalmente, muestra a dónde vamos después de morir. No tan lejos como esperamos. 

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Olsson, que no está interesado en lo sacrum ni en lo profanum, muestra la muerte en su forma más mundana: preparaciones entre bastidores, conversaciones triviales y movimientos bien ensayados, que permiten interpretar los planos generales que prefiere, con la cámara siempre fija. “Es una experta”, dice alguien sobre el perro obediente de un colega, pero todos lo saben. Y en lugar de preguntarles cómo se sienten al respecto, Olsson los deja hacer su trabajo.

No nos sorprende después de cinco temporadas de A dos metros bajo tierra, pero es cierto que existe un sector que se dedica al negocio de la muerte. Alguien tiene que hacerlo. ¿Sería mejor no saberlo, o al menos, no con tanto detalle? Quizás, pero las personas que Olsson muestra aquí son expertas y respetuosas (y bastante lacónicas), se inclinan ante el fallecido y reconocen la persona que fue antes. Básicamente, es su rutina diaria, así que no pueden evitar comentarios como “Gracias a Dios, es viernes” (y que lo digan mientras cavan una tumba lo hace todavía más absurdo). El recuerdo feliz de “comer como si no hubiera un mañana” en un bufet, como dice el conductor de un coche fúnebre, suena muy diferente. La vida es corta, por el amor de Dios, no tiene sentido ayunar.

Si todo esto suena divertido es porque lo es y sin embargo, no debería: a pesar del humor y de hablar de “una noche con los sepultureros”, uno no puede sacudirse del todo la tristeza ni —seamos sinceros— el miedo. Es como si Roy Anderson, ese existencialista tragicómico, apareciera de repente en la funeraria para observar las peculiaridades de los trabajadores del crematorio, de los limpiadores que friegan el suelo debajo de los cadáveres o de los músicos; y se aventurase una o dos veces a mostrar a una anciana escuchando a escondidas el bingo en la sala de fumadores y a otra frente a la TV, sola, esperando lo inevitable. Olsson es un cineasta hábil y sensible, pero es inevitable sacar la siguiente conclusión: disfruta cada día porque en cuestión de segundos, alguien estará tocando la flauta mientras te reducen a cenizas. Si tienes suerte, así será.

Meanwhile on Earth es una coproducción entre Suecia, Dinamarca y Estonia llevada a cabo por Caroline Drab y Anne Köhncke para De Andra Film, y coproducida por Ivo Felt, Charlotte Madsen y Lisa Nyed para Allfilm, SVT, Film i Skåne y Final Cut for Real. Syndicado gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy