email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TESALÓNICA DOCUMENTALES 2020

Crítica: The Prophet and the Space Aliens

por 

- Yoav Shamir anima a los espectadores a mirar al cielo y a prepararse para los encuentros en la tercera fase

Crítica: The Prophet and the Space Aliens

Aunque los extraterrestres del título no aparecen por ningún lado en The Prophet and the Space Aliens, la divertida obra de Yoav Shamir presentada en la Competición Internacional de Largometrajes de la última edición online del Festival de Documentales de Tesalónica, lo cierto es que la película cumple hasta cierto punto con su atractiva premisa. Siguiendo al “único profeta en la Tierra", el documental no escatima en datos curiosos, mientras introduce a los espectadores en el mundo del Movimiento Raeliano Internacional, una religión fundada por Raël (Claude Vorilhon), basada en la afirmación de que una raza de alienígenas conocidos como Elohim fueron los creadores de la vida en la Tierra.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Cuando los extraterrestres le pidieron que difundiera su palabra, tras un primer encuentro en los años 70, "Raël casi desarrolla una úlcera de estómago antes de tomar la decisión de abandonar su carrera como periodista deportivo y dedicarse plenamente a la tarea", tal y como relata en su página web. No es de extrañar que este profeta se haya convertido en una figura asombrosa, casado con una antigua bailarina de ballet y rodeado en todo momento por los Ángeles de Raël. Al igual que los de Victoria Secret, estos acompañantes son elegidos por su apariencia, ya que a los extraterrestres les gusta "rodearse de individuos de gran belleza física". Vestido completamente de blanco, como los Backstreet Boys en "I Want It That Way", Raël tiene grandes expectativas, especialmente sobre una nueva película que dará un impulso al movimiento. En sus propias palabras: "Algo entre Star Wars, la Biblia y Los Diez Mandamientos", demostrando que no ha oído hablar de la terrible Campo de batalla: La Tierra (2000), basada en una novela del fundador de la Cienciología, que el crítico Roger Ebert comparaba con "viajar en autobús con alguien que lleva días sin ducharse".

Hay mucho que asimilar en esta película, y casi todo es una locura, pero aunque Shamir carece de ciertas habilidades (en este caso, el material es innegablemente más potente que su director), e intenta torpemente introducirse en la historia, también ofrece algunas observaciones interesantes. Al parecer, hay aspectos en las enseñanzas de Raël que simplemente hacen feliz a la gente: desde la fluidez y libertad sexual, anunciando las preferencias personales a través de cintas de colores para ahorrar tiempo, hasta su estricta condena de la violencia. También se menciona que Raël anima a los africanos a volver a sus raíces y creencias tradicionales, y que ha creado un hospital para las víctimas de la mutilación femenina, financiado a través de "clitbox", con la simple premisa de donar cada vez que se tiene un orgasmo.

Cuando Raël comienza a cantar "Heal the World" de Michael Jackson, parece que Will Ferrell va a salir de un rincón para unirse a la fiesta. Sin embargo, a medida que Shamir profundiza en su pasado, el de un niño francés acosado por su padre, podemos ver el lado oscuro que se oculta detrás de todo este ridículo. De esta forma, surgen ciertos patrones y algunas historias que parecen sacadas directamente de un cómic. Aunque nada de esto parece importar. "Por eso fuimos creados, para ser felices", predica Raël ante sus seguidores, que le donan el 10% de sus ingresos. Según él, a diferencia de las grandes religiones organizadas, con esta pueden divertirse y cambiar el mundo. El profeta llega a argumentar que si el hijo de un carpintero fue elegido una vez, ¿por qué no un aspirante a cantante convertido en fundador de una revista sobre coches de carreras? Lo que en realidad tiene cierto sentido.

The Prophet and the Space Aliens es una coproducción entre Israel, Sudáfrica y Austria, producida por Tanya Aizikovich, Steven Markovitz y el propio director para Yoav Shamir Films (que también se encarga de las ventas internacionales), Big World Cinema y WILDart Film.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy