email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SHEFFIELD DOC FEST 2020

Crítica: The Secret of Doctor Grinberg

por 

- El primer largometraje documental de Ida Cuéllar explora la misteriosa desaparición del neurofisiólogo mexicano Jacobo Grinberg en 1994

Crítica: The Secret of Doctor Grinberg

El secreto del doctor Grinberg [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
explora la fascinante historia del doctor Jacobo Grinberg, un catedrático de la universidad mexicana UNAM, que buscaba combinar su interés por el chamanismo y la telepatía con una comprensión científica más rigurosa. Su repentina desaparición en diciembre de 1994, y la posterior investigación policial, conforman la base del interesante y frustrante documental de Ida Cuéllar, un proyecto personal realizado en medio de su exitosa carrera como director de publicidad. La película ha tenido su estreno internacional como parte de la edición digital del Sheffield Doc/Fest de este año.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La cinta de Cuéllar es visualmente impactante y conflictiva, pero intenta abarcar demasiado para su corta duración. Se presenta como una miniserie al estilo Netflix, pero no tiene la oportunidad de expandirse y explorar en profundidad los caminos laberínticos que presenta la historia. El tono es demasiado expositivo, como si el director tratase de leer rápidamente una entrada de Wikipedia. Además, para ser una obra tan personal, apenas se percibe la mirada del cineasta detrás de la cámara. Por otra parte, la película carece de un punto de vista consistente que nos ayude a empatizar con el propio Grinberg o con su círculo de amigos, familiares y compañeros, a los que conocemos a través de las entrevistas.

Las investigaciones científicas de Grinberg eran poco conocidas fuera de México y de su círculo intelectual, pero la película logra arrojar algo de luz sobre su trabajo y hacer que el público reflexione sobre sus controvertidas teorías, que suelen escaparse del pensamiento científico convencional. El interés principal de Grinberg era la conciencia y la idea de que esta existe fuera del mundo material que supuestamente habitamos. Las implicaciones más difíciles de asumir sobre esta teoría proporcionan una base científica para conceptos como la adivinación, la telepatía y la psicoquinesis. Se trata de una mezcla entre Stephen King y Matrix, pero completamente real. Grinberg también escribió novelas de ficción, aunque lo cierto es que su propia vida daría para una buena trama.

Al igual que en Zodiac, de David Fincher, la película juega con un final abierto. Grinberg fue visto por última vez el 8 de diciembre de 1994, cuando estaba a punto de embarcarse en un viaje de investigación a Nepal. Sin embargo, el científico nunca regresó, y las evidencias pronto confirmaron que el viaje nunca se había producido. Las sospechas apuntaron primero a su esposa, María Teresa, y más tarde, con mayor peso, a sus frecuentes viajes clandestinos a conferencias de investigación científica respaldadas por la CIA en los Estados Unidos. Con el paso de los años el caso acaba por enfriarse, privando a su devastada familia de un cierre que requiere motivos y explicaciones.

La película termina con imágenes incongruentes del cosmos y los agujeros negros, intercaladas con textos del propio Grinberg, insinuando el sentido terrible pero adecuado que tiene una desaparición en la historia de su vida. Una suerte de justicia poética para un pensador que buscaba trascender nuestra comprensión terrenal. En cualquier caso, esto es más convincente que las explicaciones sobre la CIA o una posible traición romántica, que no se sustentan en pruebas reales. De hecho, todo el trabajo se habría beneficiado de un mayor rigor y objetividad periodística, en consonancia con su confianza en lo inefable.

El secreto del doctor Grinberg es una producción de las españolas Polar Star Films, Primo y el propio Ida Cuéllar.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy