email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SHEFFIELD DOC FEST 2020

Crítica: A Nossa Terra, o Nosso Altar

por 

- El primer largometraje del director portugués André Guiomar echa un vistazo a las historias humanas que se pierden cuando se normalizan términos como "gentrificación"

Crítica: A Nossa Terra, o Nosso Altar

Presentado en la sección Rebellions del Sheffield Doc/Fest, A Nossa Terra, o Nosso Altar, el debut cinematográfico de André Guiomar, es un documental centrado en los habitantes de un bloque de viviendas sociales en Aleixo, un barrio pobre de Oporto. Se trata de una película dividida en dos partes: la primera tiene lugar en el año 2013, dos años después del anuncio de que el edificio sería demolido, mientras los residentes esperan sus avisos de desalojo. La segunda mitad se desarrolla seis años después, y es precisamente en estos saltos temporales donde A Nossa Terra, o Nosso Altar manifiesta toda su fuerza.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los habitantes del edificio tienen la “mala suerte” de que su propiedad está localizada en una hermosa colina con vistas al río. Cualquiera que haya visitado alguna famosa ciudad europea en los últimos 20 años sabrá que los políticos y planificadores urbanos intentan trasladar a las comunidades pobres fuera del núcleo de las ciudades, para reemplazar sus hogares con apartamentos para la clase media. No obstante, no se trata simplemente de otro documental sobre la gentrificación, tan temido por los nuevos residentes, que consumen flat whites y se desplazan en bicicleta. A Nossa Terra, o Nosso Altar consigue transmitir el estoicismo de una comunidad obligada a mudarse, así como el daño psicológico que les ha provocado el hecho de no saber a dónde van a ser trasladados. Una de las residentes le dice a su hija que no hay forma de saber si el cambio será a mejor, incluso si los bloques de apartamentos son más agradables, mientras describe cómo alguien se ha suicidado después de ser obligado a abandonar su hogar. ¿Es solo una coincidencia o, tal y como sospecha ella, el resultado del daño psicológico que provoca no tener control sobre tu propia vida?

Este es probablemente el único momento explícito y subrayado en toda la película. Manteniendo siempre una distancia respetuosa con su cámara, Guiomar prefiere observar a los habitantes de las diferentes casas, a veces durante la cena, manteniéndose fuera de plano. El director está interesado en presenciar lo cotidiano. Se trata de un espacio dominado por los tendales, los huecos de escalera al estilo Hitchcock y la atmósfera doméstica. Tal vez no sea un lugar para deleitarse, pero es un hogar. No están obligados a mudarse debido a problemas con los apartamentos, sino por los intereses económicos de otras personas.

Guiomar nos muestra la humanidad de quienes viven en un supuesto fumadero de crack. La canción que contiene el título de la película trata sobre Aleixo y describe un lugar que es mejor evitar, pero donde la realidad es diferente. El director se esfuerza por no romantizar la vida de estas personas, mostrando las dificultades de los más desfavorecidos. En lugar de ayudarlos, la ciudad quiere condenarlos.

El salto temporal de seis años aporta a la película una cierta intensidad. Ocho años después del primer aviso, el edificio es finalmente derribado, mientras los últimos residentes abandonan sus casas, llevándose todo lo que puedan vender. A pesar de las similitudes, se trata de una situación mucho más sombría que la protagonizada por Sônia Braga en Doña Clara [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
. Durante una de las escenas más asombrosas de la cinta, un niño observa la demolición de uno de los bloques de apartamentos en la televisión, como si se tratase de una película de acción. La emoción del niño se desvanece tan pronto como su madre le dice que su hogar será el siguiente. No es algo para celebrar.

A Nossa Terra, o Nosso Altar es una producción de las portuguesas Olhar de Ulisses y Cimbalino Filmes. Olhar de Ulisses también se hace cargo de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy