email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2020 Competición

Crítica: Padrenostro

por 

- VENECIA 2020: En su tercera película, Claudio Noce se centra en lo personal y acaba perdiéndose

Crítica: Padrenostro
Pierfrancesco Favino y Mattia Garaci en Padrenostro

Padrenostro [+lee también:
tráiler
entrevista: Claudio Noce
ficha del filme
]
, de Claudio Noce, presentada en la competición oficial del Festival de Cine de Venecia (mientras espera su estreno nacional, programado para el 24 de septiembre) es probablemente su largometraje más personal hasta la fecha. También es un poco desordenado, demasiado largo y sobrecargado, aunque la presencia amigable de Pierfrancesco Favino podría ser suficiente para atraer al público a los cines después de la pandemia de COVID-19. Al menos en su país de origen, mientras otros permanecen confusos y expectantes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Todo esto si a los espectadores italianos no les importe ver una película compuesta principalmente por primeros planos de un protagonista rubio y angelical, una decisión siempre arriesgada a menos que el actor se llame Haley Joel Osment. La cinta nos traslada a la década de 1970, cuando el pequeño Valerio (Mattia Garaci) y su madre son testigos de un atentado contra su padre, Alfonso (Favino). Mientras este resulta gravemente herido, uno de los terroristas muere en el ataque, lo que hace que sea muy difícil para el niño regresar a una apariencia de vida normal. Al menos hasta que conoce al tipo de amigo que nunca ha tenido: Christian (Francesco Gheghi), un joven algo mayor que Valerio, que aparece un día burlándose de sus habilidades futbolísticas y que desde entonces no se separa de él. Se trata de un personaje tan misterioso que resulta inevitable preguntarse si tal vez estamos ante otro niño que "ve gente muerta", sobre todo porque poco antes lo vemos alimentando a su amigo imaginario, mientras se esconde de miradas indiscretas.

El aspecto más interesante de la película es la decisión de Noce de mantenerse fiel al punto de vista del niño, pase lo que pase. Ciertamente, esto hace que las cosas resulten más vagas, ya que con la sala de estar convertida en una “zona prohibida”, el pequeño Valerio solo sabe lo que le cuentan sus padres y, en ocasiones, solo cuando él lo exige. A pesar de que los adultos son absolutamente opacos sobre la situación de Alfonso, la sensación de amenaza constante es palpable. Esto también se debe a que su padre no para de aparecer y desaparecer, mientras las llamadas de teléfono destruyen la frágil sensación de estabilidad. Puedes intentar mantener a los niños en la oscuridad, pero serán capaces de entender lo suficiente como para estar asustados.

Noce sabe perfectamente lo que se siente, ya que su propio padre, un subjefe de policía,  también fue víctima de un intento de asesinato cuando el director tenía solo dos años. A pesar de las interminables imágenes a cámara lenta bañadas por la luz del sol, especialmente cuando la acción se traslada a Calabria, lo cierto es que Padrenostro se habría beneficiado de un ritmo más rápido y un guion algo más sustancioso, que también podría prescindir de un ridículo giro final. Sobre todo porque consigue allanar el camino para una interesante historia de amor sobre un niño y su padre, “un héroe” para algunos, mientras otros comparten una opinión diferente. Se trata de una figura ausente y, sin embargo, cuanto menos tiempo pasa en casa, se vuelve más romantizada, llevando a la madre de Valerio a preguntarle finalmente a su hijo: "¿Por qué no soy suficiente?".

Padrenostro es una producción de los italianos Andrea Calbucci, Pierfrancesco Favino y Maurizio Piazza para Lungta Film, Pko Cinema & Co, Tendercapital Productions y Vision Distribution (que también se encarga de las ventas internacionales), en colaboración con Sky y Amazon Prime Video.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy