email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2020 Orizzonti

Crítica: La Troisième Guerre

por 

- VENECIA 2020: Giovanni Aloi pone el foco en las vidas cotidianas de un grupo de soldados cazaterroristas en un París que no acaba de parecerse a la "ciudad del amor"

Crítica: La Troisième Guerre
Karim Leklou, Leïla Bekhti y Anthony Bajon en La Troisième Guerre

Si patrullar las calles de París en uniforme de combate forma parte de tu vida cotidiana, probablemente pertenezcas a la Operación Sentinelle, que tiene como objetivo impedir actos terroristas. La nueva película del director Giovanni Aloi, estrenada en la sección Orizzonti de la 77ª edición del Festival Internacional de Cine de Venecia, nos acerca a los soldados que se dedican a lo que él suele llamar “la Tercera Guerra”, La Troisième Guerre [+lee también:
tráiler
entrevista: Giovanni Aloi
ficha del filme
]
.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En efecto, a raíz de los ataques de Île-de-France/Charlie Hebdo en enero de 2015 y de París/Bataclan en noviembre de 2015, la Operación Sentinelle reúne a 10.000 soldados con orden de proteger los denominados “puntos sensibles” de la zona. También forman parte de la operación unos 5.000 policías y gendarmes, pero su misión difiere de cualquier asunto policial. Nuestro trío protagonista está compuesto por el joven Léo, con entrenamiento militar (el ganador del premio Berlín Anthony Bajon, de El creyente [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Cédric Kahn
ficha del filme
]
), el alborotado Hicham, que ha prestado servicio en Mali (Karim Leklou, Le Monde est à toi [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Romain Gavras
ficha del filme
]
), y Coline, su sargento, que se enfrenta a un entorno descaradamente machista (la siempre correcta Leïla Bekhti, que recientemente ha aparecido en The Eddy). Bien preparados, salen a las calles de un París completamente alejado del ideal de “Ciudad del amor” para otro día de trabajo.

O uno extraordinario, ya que buscan constantemente algo “sos”, un coloquialismo para “sospechoso” o “aspecto sospechoso”. Un bolso abandonado en el metro, un dispositivo que parpadea en una furgoneta aparcada, un tipo turbio con un Nokia 3310: no se debe dejar piedra sin remover en esta tensa operación. Por fortuna (y, a veces, con frustración), suele ser una falsa alarma o, en el caso del tipo del Nokia, un asunto de la policía y no de estos soldados. “No somos policías”, informa Coline a un turista angustiado que acaba de ser robado, mientras el ladrón huye descaradamente de la escena del crimen. Cuando patrullan las calles, la mayoría de los “civiles” se sienten incómodos, posiblemente asustados (para deleite de Hicham).

Aloi, que dirige un largometraje por primera vez, ha hecho una investigación rigurosa sobre este universo extraño del que formamos parte y, al mismo tiempo, no podemos analizar —no es de extrañar que nos incomode— y presenta una visión realista. Los tres actores principales, por muy estelares que sean, parecen agentes de servicio reales grabados en París, cortesía del excelente trabajo de cámara de Martin Rit. El denso guión de Dominique Baumard sigue varios argumentos, mientras la ruidosa camaradería de los soldados llega a eclipsar las rutinas de trabajo más atractivas. La historia del joven Léo, un solitario chico de campo perdido en la gran ciudad, comparte rasgos con Taxi Driver y podría haber tenido una película propia (con un papel principal para el teléfono Nokia ya mencionado).

La Troisième Guerre ha sido producida por la compañía francesa Capricci Films y coproducida por Bien ou Bien Productions. Wild Bunch International gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy