email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

TORONTO 2020 Discovery

Crítica: Seize Printemps

por 

- Suzanne Lindon debuta en el largometraje con una película fresca, con muchas referencias pero también original, sobre el despertar del amor de una adolescente parisina

Crítica: Seize Printemps
Suzanne Lindon en Seize Printemps

Es la época del cóctel diabolo, de los besos a la entrada del instituto, de las conversaciones en el café, de las salidas con regreso a las 00:30, pero Suzanne es soñadora y oscila entre un profundo aburrimiento con la gente de su edad y un temperamento de hija modelo, un poco atrapada en su vida cotidiana como El albatros, de Baudelaire, que estudia en clase. 

Así es la protagonista de Seize Printemps [+lee también:
tráiler
entrevista: Suzanne Lindon
ficha del filme
]
, de Suzanne Lindon, un arquetipo de la adolescente a la espera y en búsqueda de eclosión que el cine ha mostrado en varias ocasiones, pero que la joven directora (de 20 años y también actriz protagonista) consigue reciclar, sin esconder sus referentes, pero jugando con ellos y añadiendo una pizca de originalidad simbólica. El resultado, una atmósfera contemporánea, el encanto casi obsoleto de un amor de miradas y algunas palabras, con unos decorados mínimos y dentro de un relato minimalista, que recibió la etiqueta de Selección Oficial en Cannes, acaba de proyectarse en Toronto (en la sección Discovery) y participará en la sección New Directors de San Sebastián.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Un poster de Bambi en la pared de su habitación, padres comprensivos (madre cariñosa y algo preocupada, padre amable y en su mundo, interpretados por Florence Viala y Frédéric Pierrot), hermana mayor simpática (Rebecca Marder), vida de clase media alta en el barrio parisino de Montmartre… Todo parece ir bien, pero Suzanne no tiene las características de la adolescente distendida (bebida, fiesta, conversaciones sobre chicos guapos, etc.). En el trayecto entre su casa y el instituto, ve a un treintañero en traje que se da cuenta de que ella lo mira: es Raphaël (Arnaud Valois), actor en el teatro del Atelier, donde interpreta a Éraste de Los actores de buena fe, de Marivaux. Durante los trayectos de ida y vuelta de la chica, empieza un acercamiento dudoso y después un descubrimiento mutuo que se intensifica poco a poco…

Seize Printemps, que toma la visión opuesta de la tragedia naturalista, avanza en forma de paseo por los afectos de su joven protagonista, por la turbulencia interiorizada de la proyección amorosa, por los encuentros entre dos seres que se miran y se comprenden más allá de la diferencia de edad (19 años los separan), con todos sus límites. Una poesía delicada que la directora amplifica con una representación simbólica (en dos secuencias coreográficas bastante arriesgadas) de la sincronicidad que se instaura entre ellos y su simbiosis sentimental. Añade tres canciones de Christophe (Señorita, Les marionnettes, La dolce vita) integradas en la historia y un poco de cultura (teatro, ópera, novelas) y obtiene un primer largometraje sofisticado que no parece surgir, dominado por múltiples referencias (un poster de Sandrine Bonnaire en el papel de Suzanne en A nuestros amores, de Maurice Pialat; una película en la que también actuaba Dominique Besnehard , que también aparece en Seize printemps; referencias a L’Effrontée, de Claude Miller; La fiesta, de Claude Pinoteau; Diabolo menthe, de Diane Kurys). El primer largometraje de Suzanne Lindon (hija de los actores Vincent Lindon y Sandrine Kiberlain) cuenta con varias hadas madrinas, algo que puede provocar celos, pero la película muestra suficiente carácter para despertar nuestra curiosidad por el próximo trabajo de la directora.

Seize Printemps ha sido producida por Avenue B Productions. Luxbox gestiona las ventas internacionales. Paname Distribution la estrenará en Francia el próximo 9 de diciembre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy