email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ZÚRICH 2020

Crítica: Zurich Diary

por 

- Stefan Haupt nos lleva de la mano por el laberinto de una ciudad, Zúrich, que a pesar de profundos cambios, no cesa de intrigarlo

Crítica: Zurich Diary

Un año después de presentar su suntuoso largometraje Zwingli [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, que obtuvo múltiples nominaciones en los Swiss Film Awards y fue seleccionado en prestigiosos festivales como Solothurn, Mónaco y Locarno, Stefan Haupt vuelve para ofrecer una meditación cinematográfica sobre su vida y, principalmente, sobre su ciudad. Proyectada en la sección Gala Premieres del Festival de Cine de Zúrich de este año, Zurich Diary [+lee también:
tráiler
entrevista: Stefan Haupt
ficha del filme
]
invita al espectador a adentrarse en el mundo privado del director suizo, para observar a través de sus ojos los cambios que ha sufrido la ciudad en la que nació y creció, una ciudad que todavía adora, a pesar de sus tendencias cada vez más intrusivas y egoístas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tras darse cuenta de que ya había pasado “el ecuador de su vida”, el director suizo decidió realizar un documental sobre su ciudad natal, un lugar real e imaginario marcado por recuerdos, vivencias y cambios radicales. Nacido en 1961, Haupt nunca ha salido de Zúrich, pero ha absorbido los numerosos cambios que ha experimentado la ciudad. Zurich Diary adopta la forma de un diario cinematográfico donde el director se convierte en una especie de guía turístico, que acompaña a sus espectadores de un distrito a otro, de una realidad a otra. Partiendo de la tranquilizadora familiaridad de su barrio, Kreis 5, en su día una zona alternativa e independiente, habitada hoy por la juventud “bobu” (“bohemios burgueses”), Stefan Haupt nos revela su ciudad en todo su esplendor decadente.

Zurich Diary es una película muy personal, en la que aparecen varios miembros de la familia del director, entre ellos sus hijas y sus padres, pero también cuenta con personalidades públicas como la asesora nacional Jacqueline Badran y el periodista Hansi Voigt, que hablan sobre temas delicados relacionados con la crisis financiera y el (desastroso) crecimiento del mercado inmobiliario. Aunque Haupt habla de su vida sin falsa modestia, Zurich Diary se las arregla milagrosamente para evitar caer en la autoglorificación, relatando al mismo tiempo eventos clave que dejaron una marca imborrable en la ciudad, como las manifestaciones contra el cambio climático y la huelga feminista, así como recuerdos más personales. La cinta explora la vida del director, reconstruida a través de sus recuerdos de la ciudad, desde una perspectiva innegablemente política y social, como intentando subrayar la forma crucial en la que se entrecruzan el mundo interior y la realidad tangible.

Haupt no pretende ser exhaustivo ni imparcial en esta película, y precisamente ahí radica su fuerza. Zurich Diary no se propone el reto imposible de explicar los cambios de la ciudad o las mutaciones que se están produciendo en una sociedad cada vez más compleja y contradictoria. Lo que sí busca es ofrecer a los espectadores un punto de vista inevitablemente subjetivo e influenciado por la experiencia personal. En este sentido, la reacción del hijo de Haupt durante el rodaje de la película es brillante y marcadamente lúcida: “Papá, déjame decirte algo, esos viejos blancos y heterosexuales están en todas partes, en los puestos de poder. Intentan explicarnos el mundo con todas sus reglas, leyes y restricciones. ¿Pero quién marca el debate político? Hombres blancos mayores de cincuenta”. Haupt utiliza su propia perspectiva personal, apoyada en pensamientos y recuerdos, para revelar una sociedad confusa y aterradora, pero enormemente fascinante y contradictoria.

Zurich Diary es una producción de Fontana Film GmbH, SRF Schweizer Radio und Fernsehen y SRG SSR. Fontana Film también se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy