email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

ZÚRICH 2020

Crítica: The Truffle Hunters

por 

- En su glorioso documental sobre cazadores de trufas, Michael Dweck y Gregory Kershaw nos dicen "deja la pistola, llévate los hongos"

Crítica: The Truffle Hunters

Tras un estreno de gala en el Festival de Cine de Zúrich, parece que el documental de Michael Dweck y Gregory Kershaw, The Truffle Hunters [+lee también:
tráiler
entrevista: Gregory Kershaw y Michael …
ficha del filme
]
(una coproducción entre Italia, Grecia y los Estados Unidos, reconocida con el sello de Cannes 2020) ya se ha convertido en uno de los grandes éxitos del año, después de presentarse inicialmente en Sundance. Lo cierto es que hay una buena razón para todo esto, ya que sería difícil encontrar una obra capaz de complacer mejor a todos los públicos, con su irresistible combinación de historia alocada con imágenes conmovedoras de personas hablando con sus amados perros. En otras palabras, es hora de subirse a la ola. Si fuese el Tiger King de ese año pandémico, a todos nos iría mucho mejor.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Nos trasladamos al norte de Italia, el hogar de la trufa blanca de Alba, donde Dweck y Kershaw nos sumergen en un mundo de pequeños secretos y mentiras. Resulta hilarante presenciar a los cazadores, todos hombres y mayores de 80 años, entablar largas conversaciones, conscientes de que no recibirán ni una pizca de verdad o información útil. No obstante, los directores muestran que incluso los cazadores más hábiles pueden ser engañados en un momento dado, ya que, aislados en su propio universo, no son conscientes de lo valiosa que es su carga. Lo que venden por unos cientos de euros luego cambia de manos por miles. "¡No tengo forma de saber cuál es el precio justo!", exclama exasperado uno de ellos, resumiendo bastante bien la situación. Con todo, considerando la dura competición y la falta de comunicación, lo único que pueden hacer a veces es enfadarse.

La cinta presenta una gran selección de personajes pintorescos, que prefieren llevarse a la tumba sus secretos, sobre todo la ubicación de sus lugares favoritos para recoger trufas, antes que compartirlos con alguien, viviendo su vida de acuerdo a una simple regla: "Confía en tu perro". Sin embargo, a pesar de toda su extravagancia, la comunidad ya está acostumbrada a esta rutina, hasta el punto de que el sacerdote local no se lo piensa dos veces antes de ofrecer una bendición a uno de los hombres para que pueda continuar "su trabajo como un destacado cazador de trufas", mientras que su perro también recibe algo de atención divina.

¿Es todo adorable y delicioso? Lo cierto es que no, sobre todo cuando hablamos de los tratos clandestinos o los turbios expertos que buscan las mejores trufas para los presidentes. El cambio climático también juega un papel importante, al igual que la amenaza de la deforestación, que se cierne constantemente sobre ellos. Pero a pesar de que las discusiones tienen lugar casi siempre en la mesa, como en cualquier película de mafiosos que se precie, el enfoque es “deja el arma y llévate los hongos”, en lugar de los cannoli.

En The Truffle Hunters se aprecian claramente influencias de otras películas sobre personas que se apegan a las viejas costumbres, preocupándose menos por el dinero y más por la libertad (como el paseo nocturno clandestino de uno de los hombres, acompañado por su perro, con la esperanza de que su esposa no lo descubra). Aunque esto tiene poca importancia, ya que la película resulta ser una delicia de principio a fin, destinada a encandilar a los espectadores más allá del circuito de festivales. Y si su éxito vuelve a influir en el precio de la trufa, que así sea. Quizás los hombres encargados de recogerlas reciban por fin la parte que les corresponde.

Producida por Michael Dweck y Gregory Kershaw, The Truffle Hunters es una coproducción entre la italiana Frenesy, la griega Faliro House Productions, y las compañías estadounidenses Artemis Rising Productions, Bow and Arrow Entertainment y Park Pictures. Submarine Entertainment se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy