email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LONDRES 2020

Crítica: Wildfire

por 

- La cinta de Cathy Brady se acerca al impacto transgeneracional del conflicto norirlandés a través de la historia de dos hermanas que viven bajo una nube de dolor

Crítica: Wildfire
Nika McGuigan y Nora-Jane Noone en Wildfire

Wildfire [+lee también:
entrevista: Cathy Brady
ficha del filme
]
es un drama sobre corazones rotos y un trauma transgeneracional que traza un paralelismo entre los problemas a los que se enfrentan dos hermanas, Kelly (Nika McGuigan) y Lauren (Nora-Jane Noone), y la vida después del Acuerdo de Viernes Santo en una ciudad en la frontera entre Irlanda e Irlanda del Norte. La cinta debutó en el Festival de Cine de Toronto antes de proyectarse en el Festival BFI de Londres, donde la directora Cathy Brady recibió el premio IWC Schaffhausen Filmmaker Bursary Award, en colaboración con el BFI.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El montaje inicial nos da pistas sobre la naturaleza alegórica de la conmovedora ópera prima de Brady, que utiliza imágenes de archivo de atentados, negociaciones y liberaciones de prisioneros para contar una historia encapsulada sobre la división norte-sur. En cualquier caso, lo más pertinente es que trata sobre el impacto psicológico de la verdad y la reconciliación, así como la forma en que esto afecta a una comunidad, especialmente a aquellas personas que creen que su dolor personal ha sido ignorado, o incluso socavado, por el acuerdo de paz.

¿Es posible que aquellos que han perdido a un padre, un marido, un hermano o un hijo puedan llegar a perdonar a los llamados luchadores por la libertad, rebeldes, asesinos, soldados (o como queramos llamarlos)? Al mismo tiempo, como marco de fondo en vallas publicitarias y medios de comunicación, Brady se atreve a tratar el tema del Brexit, apuntando a la nube negra que ha generado el divorcio entre Gran Bretaña y la UE sobre la delicada naturaleza de la paz en Irlanda.

Sin embargo, lo que hace que Wildfire resulte tan fascinante es la relación entre las dos hermanas, así como las verdades que finalmente son capaces de comunicar sobre la muerte de su madre. Cuando Kelly regresa a casa, después de desaparecer durante un par de años, su hermana Lauren se muestra perpleja pero comprensiva, a pesar de la consternación de su esposo Sean (Martin McCann). En la comunidad, las jóvenes tienen una mala reputación, basada principalmente en el comportamiento de su difunta madre, que vivió su propio trauma causado por el conflicto norirlandés.

Kelly se escapó de casa tras la muerte de su madre. A su regreso, las viejas actitudes y comportamientos vuelven a la superficie, especialmente en lo que se refiere a su relación con su hermana. A veces resulta divertido, como cuando van a nadar juntas y hacen comentarios pueriles sobre la naturaleza arbitraria de la frontera, pero en otras puede llegar a ser complicado, como cuando hablan del abrigo que llevaba su madre cuando murió. Sin embargo, siempre tenemos la impresión de que la tragedia está a la vuelta de la esquina, especialmente en las escenas de desayunos intactos o los momentos de “jardinería” nocturna que representan signos de cisma. La gran revelación llega en un pub (estamos en Irlanda, después de todo), pero lo que destaca en esta escena no es la información que se da, sino el comportamiento de Kelly cuando se enfrenta a un fantasma de su pasado.

Las dos actrices ofrecen interpretaciones realmente emotivas. Desgraciadamente, se trata del último trabajo de McGuigan, que perdió la batalla contra el cáncer poco después de terminar la producción de la película. Brady intenta incorporar muchas cosas en el relato, lo que provoca que algunos momentos resulten demasiado abruptos. No obstante, es tan solo un pequeño defecto en medio de una historia que se esfuerza por analizar el impacto psicológico de las bombas, en lugar de los sentimientos viscerales e inmediatos que provocan las explosiones.

Wildfire es una producción de Tempesta Film UK, Cowboy Films (Reino Unido) y Samson Films (Irlanda). Film Constellation se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy