email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

JIHLAVA 2020

Crítica: White on White

por 

- La cinta de Viera Čakányová, triunfadora en Jihlava, es un documental experimental que funciona como una cara B de su película anterior, FREM

Crítica: White on White

La mayor parte de la industria cinematográfica europea escuchó hablar por primera vez de la directora eslovaca Viera Čakányová cuando su documental experimental FREM [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Viera Čakányová
ficha del filme
]
se proyectó en la sección Forum de la última Berlinale. Filmada íntegramente en la Antártida, la película tenía como objetivo presentar el punto de vista de un protagonista no humano, es decir, de una inteligencia artificial. Meses después, Čakányová se ha hecho con el premio principal en la competición Opus Bonum de Ji.hlava con White on White [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, una especie de complemento de su película anterior.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Mientras rodaba FREM, Čakányová aprovechó para registrar un diario en vídeo, y esta nueva película es el resultado de ese proceso. Se trata nuevamente de una mezcla entre documental y vídeo-ensayo, algo menos experimental, pero no por ello menos creativo. En muchos sentidos, representa la experiencia humana de permanecer en la estación de investigación polaca de la Antártida durante dos meses, a diferencia de la experiencia de un robot.

La directora se asegura de que comprendemos esta distinción desde el principio, a través de una conversación aguda y divertida con la IA llamada ann_w (a la que se refiere como una "red neuronal artificial", en lugar de una "inteligencia"). Sería una lástima estropear este divertido ejercicio filosófico para los futuros espectadores, por lo que es suficiente decir que se trata del significado de la existencia tal y como la percibe una máquina. También aprendemos que, desde un punto de vista puramente termodinámico (algo verdaderamente crucial en un entorno como la Antártida), Lars von Trier es un director muy exitoso.

Čakányová menciona su conversación con ann_w a lo largo de toda la película, que después del primer acto se convierte en una experiencia visual fantasmagórica. La mujer no está sola en la estación de investigación, ya que de vez en cuando vemos a científicos arreglando una antena satélite o trabajando a su alrededor, pero al espectador no le quedan dudas sobre la forma en que la cineasta percibe este tipo de soledad. Mediante su propia voz en off, nos cuenta sus pensamientos, ideas y conclusiones, de forma libre y a través de asociaciones.

Visualmente, White on White podría considerarse el extremo opuesto al enfoque de FREM, ya que el elemento humano está absolutamente presente. En varios momentos, observamos las manos de Čakányová colocando las lentes de la cámara o cambiando el enfoque, mientras que uno de los objetivos parece cubierto con algún tipo de escombros. Esta lente se usa normalmente para filmar icebergs, por lo que las manchas negras sobresalen sobre el fondo completamente blanco. Es imposible saber si esto es intencional, pero nos recuerda inevitablemente a esas películas convertidas de cinta casera a formato de televisión, cuando un pelo acababa en la esquina de la pantalla, recordándonos de forma sorprendente el papel cambiante de la tecnología. El uso del sonido es igualmente creativo, especialmente en los segmentos en los que la directora utiliza imágenes de China, donde había estado anteriormente buscando localizaciones, junto con el sonido grabado en la Antártida.

La nueva película de Čakányová es mucho más personal que su obra anterior, pero trata los mismos temas: el cambio climático, la influencia de la raza humana en el planeta y sus consecuencias, la relación entre humanos y máquinas y cómo alimentan mutuamente los prejuicios del otro. Muchos de ellos son obvios, pero el contexto que aporta Čakányová proporciona un nuevo punto de partida para la reflexión. Muchos de estos temas se presentan de una forma sobria, desde una perspectiva que solo se puede alcanzar en circunstancias tan extremas como permanecer en la Antártida durante dos meses.

White on White es una coproducción entre la eslovaca Guča y la checa Marina Films. DA Films se encarga de los derechos internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy