email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2020 Competición Óperas primas

Crítica: Poppy Field

por 

- La cinta de temática LGBTQ+ de Eugen Jebeleanu explora los desafíos de la vida de un policía gay

Crítica: Poppy Field
Conrad Mericoffer en Poppy Field

Poppy Field [+lee también:
entrevista: Eugen Jebeleanu
ficha del filme
]
, de Eugen Jebeleanu, uno de los pocos largometrajes rumanos de temática LGBTQ+, se proyectó ante un público internacional la noche del domingo en la Competición de Óperas primas del Festival Black Nights de Tallin. La película, escrita por Ioana Moraru, añade elementos ficticios a un hecho real que tuvo lugar en Bucarest, donde varias proyecciones de películas LGBTQ+ han sido saboteadas por manifestantes anti gays a lo largo de la última década. La película de Jebeleanu usa esta premisa (que también exploró Dan Chişu en 5 Minutes Too Late [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, seleccionada en Varsovia) para explorar la crisis vital de un gendarme homosexual.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Una de las películas saboteadas fue Soldados. Una historia de Ferentari [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Dawid Ogrodnik
entrevista: Ivana Mladenovic
ficha del filme
]
, la primera (y premiada) película de Ivana Mladenovic, que también explora el contraste entre un medio liberal y uno tan tradicional que suprime cualquier posibilidad de una vida decente como persona homosexual. La historia de Poppy Field gira en torno a un contraste similar, el de encontrar la felicidad como persona homosexual mientras se trabaja en un entorno extremadamente masculino: la gendarmería rumana. Todo empieza cuando las dos vidas del protagonista, Cristi (Conrad Mericoffer), chocan: durante una misión en el cine que proyecta la película saboteada es reconocido por un antiguo amante, que amenaza con contar a todos los presentes que Cristi es homosexual. 

Los 81 minutos de duración de la película de Jebeleanu no dejan nada al azar. Vemos la tensa relación de Cristi con su amante a distancia, Hadi (Radouan Leflahi), que ha venido a visitarlo desde París, y la conflictiva relación del protagonista con su hermana (Cendana Trifan), que le trae comida casera como pretexto para conocer a Hadi y saber algo más de la misteriosa vida amorosa de Cristi. En todo momento, vemos una sombra que se cierne sobre el protagonista, y que se hace más oscura cuando conocemos a los compañeros de Cristi. ¿Cómo vivir abiertamente su sexualidad si comparte ocho horas al día con esos hombres?

La película analiza tres tipos de enfoque de la temática LGBTQ+. El primero es el de los manifestantes anti gays (con un Mihaela Sîrbu fácilmente reconocible entre sus representantes), que no dudan en pronunciar palabras duras como “abominación” y “perversión”; el segundo es el los compañeros de Cristi, para quienes las personas homosexuales no existen; y el tercero es el de los espectadores que pagaron una entrada para ver una película LGBTQ+. En el centro de todos está Cristi, cuyo punto de vista (decisiones cuestionables) sugiere lo lejos que está Rumanía de aceptar a la comunidad LGBTQ+.

Como hemos dicho, Poppy Field no deja nada al azar, pero esto tiene un defecto que puede molestar al espectador: la película parece bastante artificial en cuanto a su ritmo y a los elementos que se encuentran en el centro del escenario. A pesar de las buenas intenciones, uno puede desear un enfoque más realista y no el de una sinfonía donde cada instrumento toca la misma nota. Nadie cambia y los mensajes no evolucionan: los manifestantes siguen igual, Cristi sigue igual y los gendarmes también. Es una decisión del guionista y del director, una elección que pretende sugerir lo difícil que es liberarse de dicho entorno, pero uno acaba deseando que Cristi lleve a cabo más de una pelea en su lucha como hombre homosexual.

Poppy Field ha sido producida por la compañía rumana Icon Production. Patra Spanou Film gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy