email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2020 Competición

Crítica: Caged Birds

por 

- Joel Basman y Marie Leuenberger forman la magnífica pareja que aporta un dinamismo más que bienvenido a la última película de Oliver Rihs

Crítica: Caged Birds
Joel Basman y Marie Leuenberger en Caged Birds

El director suizo afincado en Berlín Oliver Rihs (conocido principalmente por su clásico de culto Black Sheep y por su cinta de 2014 Ready, Steady Ommm!, que tuvo un gran éxito comercial en Suiza) utiliza su último trabajo, Caged Birds [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, estrenado en el Festival Black Nights de Tallin y seleccionado para la Competición Internacional del Festival Camerimage, para explorar una época clave en la historia suiza.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Reconocida por ser la cuna de los derechos humanos y elogiada por su estabilidad e integridad (así como por su molesta tradición de decorar cajas de chocolate), la Confederación Suiza también oculta algunos momentos oscuros de su pasado que, con el paso del tiempo, han demostrado ser los impulsores de la libertad que damos por sentada hoy en día. Es precisamente el período de los años 80, con sus intensas protestas y levantamientos sociales contra la naturaleza restrictiva y asfixiante de la vida cotidiana, lo que Oliver Rihs ha querido explorar en esta película. Aunque motivados por causas muy diferentes, la abogada radical Barbara Hug, que lucha por los derechos de los presos con la intención de lograr una reforma del anticuado e inhumano sistema penitenciario, y el “rey fugitivo” Walter Stürm, un símbolo de la corriente intransigente de extrema izquierda, se convierten en emblemas de estas luchas.

Basada en hechos reales, la película narra el encuentro entre estos dos personajes complejos, impulsados por el mismo deseo: la libertad, aunque esta no tenga el mismo significado para ambos. Mientras que la abogada cree que la libertad no puede existir fuera de un mundo utópico integrado en un paisaje sociopolítico que no siempre es amistoso, Walter Stürm, conocido por sus crímenes irónicos en los que se burlaba del mundo privilegiado en el que nació, así como por sus sucesivas fugas de prisión, lo ve como una verdadera forma de vida, una razón de ser. Escapar de la prisión le permite escapar de sí mismo, de sus privilegios, del pecado original con el que está marcado y que se conoce con el nombre de "clase media".

Los personajes reales en los que se inspira la película ya encierran mucha intriga, pero Caged Birds también se beneficia de dos actores que aportan todo el resplandor de las celebridades suizas: Joel Basman, Mejor Actor en los Swiss Film Awards gracias a Wolkenbruch’s [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
Wondrous Journey Into the Arms of a Shiksa [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, y la maravillosa Marie Leuenberger, premiada como Mejor Actriz por su interpretación en El orden divino [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Petra Volpe
ficha del filme
]
. Además de encajar bien a nivel estético, esta pareja de actores logra dar vida a dos personajes fuertes que se quedan grabados en nuestro cerebro durante mucho tiempo. Gracias a su refrescante habilidad para actuar sin manierismos, apoyándose en una apariencia magnética e inusual, Leuenberger crea un personaje al mismo tiempo decidido y vulnerable; un personaje que está a años luz de los clichés de género y que debe enfrentarse a un alter ego esquivo (Stürm) que le presenta una imagen ideal, aunque distorsionada, de sí misma. Caged Birds nos recuerda hasta qué punto nuestro presente está en deuda con un pasado compuesto por gente “corriente” que fue capaz de seguir sus propios ideales, hasta el punto de convertirse en personas “extraordinarias”, “hermosos perdedores” que nos han legado una libertad que nunca deberíamos dar por sentada.

Producida principalmente por la compañía suiza Contrast Film (cuyo miembro Ivan Madeo es también uno de los guionistas de la película, junto al propio director, Dave Tucker, Norbert Maass y Oliver Keidel), la cinta fue rodada en Suiza, Alemania y España. Caged Bird está coproducida por las alemanas Port au Prince y Niama Film, junto con SRF Swiss television/SRG SSR, Teleclub AG, ARTE, Bayerischer Rundfunk y Hessischer Rundfunk. ARRI Media se encarga de las ventas internacionales, mientras que el estreno de la película en los cines helvéticos está prevista para el 14 de enero de la mano de Ascot Elite, y en cines alemanes el 25 de febrero gracias a Port au Prince (si la Covid-19 lo permite).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy