email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2020 Competición

Crítica: The Sign Painter

por 

- Viesturs Kairiss demuestra que puedes pintar lo que quieras por encima de la historia, pero siempre permanecerá

Crítica: The Sign Painter
Davis Suharevskis en The Sign Painter

El director letón Viesturs Kairiss, conocido por The Chronicles of Melanie [+lee también:
crítica
tráiler
ficha del filme
]
, sigue hablando de la guerra en The Sign Painter [+lee también:
tráiler
entrevista: Viestur Kairish
ficha del filme
]
, que este año compite en el Festival Black Nights de Tallín. Esta vez, la guerra afecta a un pueblo encantador y, aunque al principio los cambios son lentos (los primeros 20 minutos de la película tienen lugar en un lago), pronto perturban la paz, y el amable pintor Ansis (Davis Suharevskis) ya no puede mirar atrás.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La delicadeza de su ambientación, muy alejada de la penumbra implacable de The Chronicles', tiene un regusto amargo. Aunque todos parecen bastante decentes, el interés de Ansis por una chica judía despierta la opinión “no te metas con los judíos, mataron a Jesús”. Como se acerca la Segunda Guerra Mundial, los viejos prejuicios permanecen, pero las nuevas ideologías vienen y van, y el joven es obligado a cambiar los nombres de las calles tan a menudo que la pintura no llega a secarse. Dichos cambios revelan algo que estaba escondido y que le impedirán volver a ver al pueblo de la misma forma.

The Sign Painter, basada en la novela de Gunars Janovskis, es sugerente, aunque se hace larga y anticuada, con unos planos demasiado calculados; el tipo de drama histórico que suelen disfrutar los votantes de los Globos de Oro. Sin embargo, el protagonista que ha elegido Kairiss es interesante: un hombre ingenuo, demasiado inseguro para luchar por sus intereses, y que persigue a mujeres dominantes como un pequeño ciervo. Ansis podría enamorarse de Zisele (Brigita Cmuntová), y usar su escalera de pintor para golpear en su ventana por la noche, pero su pasividad y el hecho de que, en un momento de la película, su brocha en la falda de una mujer, se interponen en su camino.

Es la historia de un triángulo amoroso fallido, entre otras cosas. En general, Kairiss mantiene un humor alegre, con la ayuda de una banda sonora que parece una enérgica banda de pueblo que sigue al protagonista durante toda la película. Sin embargo, a Ansis le empiezan a doler las manos de pintar carteles, y la maldad prevalece en una comunidad cada vez más hostil que intenta dar sentido a la autoridad en constante cambio, a la vez que cambian los bustos de los líderes políticos. Eso incluye a las mujeres de su vida, ya que la la judía Zisele “apoya a los rusos”, mientras que Naiga (Agnese Cirule) se identifica con la ideología nazi. Por su parte, Ansis intenta permanecer neutral, como afirma Agnieszka Holland en su película Charlatan [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Agnieszka Holland
ficha del filme
]
: “Hasta alguien que cree estar fuera de la política se dará cuenta de que la política está interesada en él; es decir, que está usándolo y puede destruirlo”. Por no hablar del dolor que sentirá en sus manos.

The Sign Painter ha sido producida por Guntis Trekteris para Ego Media (Letonia) y coproducida por Artbox (Lituania). EastWest Filmdistribution gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy