email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2020 Competición Óperas primas

Crítica: 25 Years of Innocence. The Case of Tomek Komenda

por 

- El director debutante Jan Holoubek encuentra su estilo con una sólida (y siniestra) narración de una tragedia basada en hechos reales

Crítica: 25 Years of Innocence. The Case of Tomek Komenda
Piotr Trojan (centro) en 25 Years of Innocence. The Case of Tomek Komenda

25 Years of Innocence. The Case of Tomek Komenda [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, de Jan Holoubek, es una ópera prima sólida, basada en el caso real de Tomasz Komenda, acusado de un brutal asesinato y encerrado en la cárcel durante varios años a pesar de mantener su inocencia. La película se ha proyectado en la sección Competición de Óperas Primas del Festival Black Nights de Tallín. Es el tipo de película que no disfrutas pero que, al mismo tiempo, sabes que es bastante buena. Un visionado impresionante de principio a fin, que va desde el drama social a la historia de una madre afectuosa y su hijo, para luego convertirse en Cadena perpetua, pero sin la voz relajante de Morgan Freeman.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Dicha ausencia es comprensible, dada la austeridad de casi todo lo que ocurre en la película, empezando por la violación y asesinato de una chica de 15 años en la Noche de Año Nuevo de 1997. El hecho de que Holoubek decida mostrar una escena tan terrible de forma mucho más explícita que cualquier cosa que le ocurra a Komenda (Piotr Trojan) en la cárcel es tan previsible como cuestionable: hay un debate abierto sobre el retrato de la violencia sexual en la pantalla. Pero aparte de este desliz (y de algunas decisiones de casting incomprensibles, como Bartosz Bielenia, de Corpus Christi [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Bartosz Bielenia
entrevista: Jan Komasa
ficha del filme
]
, que está completamente fuera de lugar), narra los hechos de manera simple y realista, apoyándose en Agata Kulesza, de Cold War [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Pawel Pawlikowski
ficha del filme
]
, y en Trojan (que se enfrentan con una intensidad que deja en segundo plano todo lo demás).

Es interesante que la investigación en sí misma, discutible en la parte más importante de la historia, parece muy acelerada en la película. Pero si es el precio a pagar por más escenas entre Trojan y Kulesza, que así sea. Aunque no hay necesidad de resumir el caso completo, los errores cometidos durante el juicio de Komenda fueron los sospechosos habituales: desorden, burocracia y presión creciente de los medios de comunicación, que repetían el mantra “¿Todavía no hay detenidos?”, como uno de esos anuncios en las afueras de Ebbing, Misuri. En manos de Holoubek, pronto queda claro que lo más sorprendente no es que Komenda terminara como un chivo expiatorio, sino que decidiera luchar.

La fallecida autora de libros sobre crímenes reales Michelle McNamara, que acuñó el apodo de “Asesino de Golden State”, odiaba oír que “todo ocurre por una razón”, y prefería creer que “todo es caos, todo es aleatorio y es horrible”. La película de Holoubek, que también se apoya en las personas que dicen que sí cuando los demás continúan diciendo que no, e incluye a un Komenda sonriente que aparece en un pequeño cameo, prueba que McNamara tenía razón. Cualquiera podría haber muerto en esa Noche de Fin de Año, y en los países donde el sistema legal está lejos de ser perfecto, que puede ser la mayoría, cualquiera podría haber sido sospechoso. Todo es caos, todo es aleatorio, Y es horrible. 

25 Years of Innocence. The Case of Tomek Komenda ha sido producida por la compañía polaca TVN y Polish Film Institute. Kino Świat la distribuye en Polonia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy