email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Francia

Crítica: Au cœur du bois

por 

- Claus Drexel firma un nuevo documental sociológico, humanista e íntimo, que da voz a las prostitutas transexuales del Bois de Boulogne, sumergiéndose en su mundo

Crítica: Au cœur du bois

“Todos tenemos un destino, y si nacemos con uno contrario, nunca tendremos uno mejor”. A orillas de un lago donde nadan patos y cisnes, y la luz dorada se refleja en las hojas del otoño, una mujer canta O fado de cada um. Estamos en las afueras de París, en el Bosque de Boulogne, y es allí donde el cineasta alemán Claus Drexel (que vive y trabaja en Francia) ha decidido grabar con su característico estilo documental (en plano frontal, con una cámara fija a la altura de las personas que le cuentan sus experiencias) a una galería de personalidades marginales: las prostitutas, travestis o transexuales, que han hecho del Bosque su segunda casa y su profesión (a menudo ejercida, pero no siempre, al cabo de dolorosas tribulaciones); un espacio donde reinan las normas de una tribu más bien solidaria. Un cine de realidad muy íntimo, que mezcla orgullo y desesperanza, y que se sumerge bajo la superficie de la vulnerabilidad para hacer de Au cœur du bois, estrenado en FIPADOC (online esta semana), un sucesor digno de Au bord du monde [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(seleccionado por el ACID de Cannes en 2013) y America [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
(nominado al César 2019 al Mejor documental).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Geneviève, Floria, Isidro, Judith, Juliette, Kimberley, Luciana, Lydia, Mélina, Mylène, Florence, Paola, Pirina, Prya, Raquel, Vicky, Yohanni, Samantha: se intercalan en la película con bellos planos del Bosque (tanto de día como de noche, firmados por el talentoso director de fotografía Sylvain Leser), mientras los relatos componen un cuadro revelador y humano del ejercicio de la prostitución: por qué llegaron allí (procedentes de Perú, de Portugal, de las Antillas, de Brasil, de la ZAD de Notre-Dame-des-Lande; de un trabajo de vendedora o en una residencia de ancianos), cómo encontraron su lugar en esta comunidad tan particular, cómo ejercen su profesión (en una furgoneta, en una tienda de campaña o detrás de un árbol), quiénes son sus clientes, cuáles son los riesgos, las sensaciones, las ganancias, la historia de los lugares, los cambios administrativos, la vida privada fuera, etc.

Se dibujan personajes muy distintos (de fantasmas lúdicos al orgullo profesional, de la tristeza conmovedora al sacrificio por el resto de la familia, del vagabundeo a la desconexión sensorial) que a menudo conecta un punto común muy poderoso que no es ajeno a su presencia en el Bosque: la transexualidad. Un deseo de ser de un género diferente al de nacimiento les ha creado una relación conflictiva con una sociedad enamorada de la normalidad (“es la vida, hay que aceptarse como uno es y luchar”) y generado una relación muy personal con sus propios cuerpos.

Las siluetas y los rostros que Claus Drexel graba e interroga con benevolencia pero sin ser complaciente, dejan fluir de forma natural todas las emociones fuertes y profundas disimuladas bajo la coraza de la complicada vida cotidiana de estas bellas de un Bosque que parece pertenecerles (a menudo, pasan caballos de clases de equitación y algunos policías en bicicleta, además de los coches de los clientes) como personajes fuera de lo común e infinitamente humanos que habitan un mundo a medio camino entre la modernidad tajante y el cuento atemporal.

Au cœur du bois, producida por Daisy Day Films, será distribuida en Francia por Nour Films. The Party Film Sales gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy