email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2021 Competición World Cinema Documentary

Crítica: The Most Beautiful Boy in the World

por 

- En su documental sobre la estrella de Muerte en Venecia, Björn Andrésen, Kristina Lindström y Kristian Petri narran una historia de belleza y cosificación

Crítica: The Most Beautiful Boy in the World
Björn Andrésen en The Most Beautiful Boy in the World

Los directores suecos Kristina Lindström, conocida por documentales biográficos como Astrid Lindgren y Palme [+lee también:
tráiler
ficha del filme
]
, y Kristian Petri, quien realizó recientemente L136, un documental sobre la producción del género dramático de Los comulgantes de Ingmar Bergman, se han unido para realizar un proyecto de ensueño para los cinéfilos: The Most Beautiful Boy in the World [+lee también:
tráiler
entrevista: Kristina Lindström y Krist…
ficha del filme
]
. El documental sobre Björn Andrésen, el chico sueco que interpretaba el papel de Tadzio en la mítica película Muerte en Venecia de Luchino Visconti, acaba de estrenarse mundialmente en la competición World Cinema Documentary del Festival de Sundance.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

En 1970, Visconti viajó alrededor de Europa en busca de un chico que pudiese encarnar la belleza perfecta que Thomas Mann describía en su novela. En un amplio material de archivo se muestra al autor imponente, aristocrático, comunista y abiertamente gay y al joven actor durante el casting, el rodaje, el estreno mundial en Londres y la rueda de prensa en el Festival de Cannes, en donde el director comenta que la belleza del chico ya ha pasado su mejor momento.

Tras esta experiencia, la imagen de Björn recorrió el mundo. En Japón, se convirtió en el modelo principal del manga Lady Oscar. Vivió un año en París gracias a un rico admirador gay. Todo ello le llevó a convertirse en una especie de icono gay.

Sin embargo, todo esto también le llevó a separarse de los suyos. Cuando lo vemos hoy en día, lo vemos como una persona con un rostro demacrado y pelo largo que está en peligro de desahucio de su apartamento de Estocolmo. Al escuchar a muchos de los entrevistados que lo conocieron en su vida anterior, o cuando conocemos a su actual novia, más joven y testaruda, nos da la impresión de que se está alejando de sí mismo.

Es evidente que los directores tuvieron mucho cuidado de no poner en peligro la salud mental de este hombre para el que la fama tuvo un precio muy alto. “Esa película me destrozó la vida”, asegura, aunque también admite que sacó mucho provecho de ella. Por todo ello, el documental está elaborado de una manera más libre, sin ser lineal ni cronológico, y ofrece muchas más ambigüedades que descubrimientos o respuestas definitivas.

Aunque se enfoca en la psicología del protagonista y en su dura y tumultuosa historia personal, desde la pérdida de su madre cuando era pequeño hasta las tragedias de su vida adulta, la película se centra en el problema de la cosificación y en la idea de que encontrar una imagen perfecta a menudo significa destruirla. El momento del casting en el que Visconti le pide que se quite la camiseta y la clara expresión de incomodidad del chico mientras intenta sonreír dice mucho sobre este tema, y especialmente sobre las similitudes y diferencias perceptivas y sociales entre actualidad y hace 50 años.

En contraposición al material de archivo, Lindström y Petri hacen un uso eficaz de la oscura y atmosférica cinematografía de Erik Vallsten, que capta la etérea elusión de Björn cuando vuelve a visitar el Hotel des Bains en Venecia y los lugares por los que solía moverse en Tokio y París. Combinándolo con un diseño detallado de sonido y una escalofriante pieza de la compositora y cantante sueca Anna von Hausswolff, crea un documental con un ambiente que a menudo alcanza los registros de una película de terror psicológico, lo que sin duda no está muy lejos de cómo se sentía el protagonista, quien recientemente ha interpretado un papel en Midsommar, de Ari Aster.

The Most Beautiful Boy in the World fue producida por la compañía sueca Mantaray Film y es gestionada internacionalmente por la agencia de ventas alemana Films Boutique

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Eva Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy