email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2021 Cannes Première

Crítica: Mothering Sunday

por 

- CANNES 2021: Eva Husson le da un toque sexy al cine de época británico en esta extraordinaria adaptación de la novela de Graham Swift

Crítica: Mothering Sunday
Sope Dirisu y Odessa Young en Mothering Sunday

Mothering Sunday [+lee también:
tráiler
entrevista: Eva Husson
ficha de la película
]
es un sugerente drama de época que con gran elegancia y brío da saltos en el tiempo y entre historias de amor. Siguiendo la tradición de los romances más desgarradores, resulta una historia increíblemente trágica, pero es un precio que vale la pena pagar a cambio de haber sentido el amor. La película, con un reparto integrado por Josh O'Connor, Odessa Young, Sope Dirisu, Glenda Jackson, Colin Firth y Olivia Colman, sigue las indicaciones de la destacada directora Eva Husson, cuya última película, Les filles du soleil [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Eva Husson
ficha de la película
]
, se estrenó en la competición de Cannes en 2018. Mothering Sunday debuta este año en la sección inaugural Cannes Premiere. Con ella, Husson confirma que es una creadora a la que seguir la pista porque retoma el toque sexy, la vitalidad y los cuerpos desnudos de su primera película, Bang Gang (une histoire d’amour moderne) [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Eva Husson
ficha de la película
]
, y emplea todo eso para quitar las telarañas de los remilgos y de la represión inherentes a los dramas de época británicos.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
series serie

La aclamada guionista británica Alice Birch (Lady Macbeth [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: William Oldroyd
ficha de la película
]
, Normal People) ha adaptado a la pantalla la novela de Graham Swift de 2016. El grueso de la acción se desarrolla en marzo, en el Día de la Madre de 1924, cuando la joven Jane Fairchild (Young) recibe el día libre en su trabajo de sirvienta para el señor y la señora Niven (Firth y Colman). Utiliza esas horas para colarse a hurtadillas en la casa solariega vecina, donde visita a su amante secreto, Paul (O’Connor), que está comprometido y se casará con la hija de unos amigos de sus padres. Es un mundo cinematográfico hermoso y familiar de casas de campo, avenidas idílicas y coches clásicos. Las escenas entre Jane y Paul hacen que se sientan como los amantes perfectos, y todo a través de imágenes, más que de diálogo. En ellas, el director de fotografía Jamie Ramsay utiliza con gran habilidad la luz del sol para dotar a la película de la atmósfera de un momento perfecto detenido en el tiempo.

¿Acaso existe en la última década algún director que haya retratado mejor que Husson los cuerpos desnudos y las escenas de sexo? Las interpretaciones de Young y O’Connor exudan naturalidad y plasman el amor mutuo a través de los cuerpos y de las emociones. Encuentran la liberación en un momento inesperado en el que pueden caminar desnudos y solos, sin miedo a represalias.

Entonces llega el montaje de la colaboradora habitual de Husson, Emilie Orsini. Al igual que sucede con Bang Gang, la herramienta narrativa más potente es la manera en la que se suceden las escenas. A la hora de contar la historia, la película depende de una implicación emocional y no tanto del argumento, y engañosamente solo da pistas de la historia global a través de unas fugaces imágenes de Jane sentada ante una máquina de escribir unos años más tarde, a finales de los 40 y en los años 80 (cuando la interpreta Jackson).

Husson utiliza con gran destreza la estructura de la película para reproducir el formato de la novela en la que un autor echa la vista atrás a distintos momentos de su vida y se sale por la tangente. La historia entre Donald (Dirisu) y Jane, que se menciona casi de puntillas en la novela, recibe aquí más peso argumental y se desarrolla de tal manera que plantea la idea del ciclo de la vida y su carácter repetitivo. A menudo se subrayan en la pantalla las palabras clave para reforzar la idea de que se trata de unas memorias, el relato de alguien que recuerda a sus amantes y cómo estos contribuyeron a definir su vida. Al final, el conjunto transmite la sensación de que, a pesar de todo el sufrimiento y dolor, es mejor haber amado y perdido que no haber amado en absoluto.

Mothering Sunday es una producción de la británica Number 9 Films. Sus ventas internacionales las gestiona Rocket Science.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marcos Randulfe)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy