email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2021 Cannes Première

Crítica: Marx può aspettare

por 

- CANNES 2021: Marco Bellocchio, homenajeado con la Palma de Oro de honor, ofrece un documental sobre la trágica muerte de su hermano gemelo, que inspiró muchas de sus películas

Crítica: Marx può aspettare
Camillo y Marco Bellocchio en Marx può aspettare

En lo que respecta a Marco Bellocchio, que ahora tiene 81 años, tanto su propia vida como los temas de la familia (institución que el maestro de Bobbio siempre ha disputado ferozmente) y la muerte siempre han tenido una presencia abrumadora en sus películas. Su último documental, Marx può aspettare [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, podría describirse como la piedra angular para entender sus películas. Mientras relata la muerte de su hermano gemelo, Camillo, que se quitó la vida con tan solo 29 años en diciembre de 1968, generando una gran angustia y sentimientos de culpa en el director, Bellocchio busca ofrecer al público la última pieza del rompecabezas que guía su proceso creativo.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La cinta tiene previsto estrenarse en los cines italianos el 15 de julio de la mano de 01 Distribution, tras ser presentada en la nueva sección Cannes Première. El director recibirá la Palma de Oro de Honor durante la ceremonia de clausura del festival. Como explicó Pierre Lescure, presidente del Festival de Cannes, Bellocchio “siempre ha desafiado a las instituciones, las tradiciones y la historia personal y colectiva. En cada una de sus obras, casi sin darse cuenta o, al menos, de la forma más natural posible, logra revolucionar el orden establecido”. En Marx può aspettare, el director lleva a cabo una auténtica investigación dentro de los confines de su propia familia, entrevistando a sus hermanos Letizia, Pier Giorgio, Maria Luisa y Alberto, para desentrañar los motivos de la muerte de Camillo, mientras deja al descubierto debilidades e hipocresías.

Narrado por la voz en off del director, el documental combina imágenes filmadas durante una reunión en Piacenza, con motivo de varios cumpleaños, con imágenes de archivo y fragmentos de películas caseras filmadas en Super 8 en las que aparece el propio Camillo Bellocchio, así como escenas de películas como Con los puños en el bolsillo, Salto al vacío, Los ojos, la boca o La sonrisa de mi madre [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
. Podemos ver claramente cómo Bellocchio ha abordado los temas de la locura, el suicidio, la religiosidad y las relaciones paternofiliales a lo largo de los años, apoyándose en eventos personales.

De esta pequeña película, tan humana y personal, surge el retrato de Camillo, un gemelo que casi muere por asfixia al nacer, y que creció viendo a sus hermanos involucrarse en la política, durante esos años en los que la gente estaba desesperada por cambiar el mundo. Mientras él era un joven amable y travieso, que siempre buscaba divertirse, ellos estaban abriéndose camino en el mundo con determinación, como intelectuales y artistas. Este fue el caso de su hermano gemelo, Marco, que ya estaba experimentando sus primeros éxitos en 1965 gracias a Con los puños en el bolsillo, por la que ganó el premio a Mejor Director en Locarno, y China está cerca, que le valió el León de Plata de Venecia en 1967.

En una carta a su gemelo, Camillo le pregunta si hay sitio para él en el mundo del cine. En el seno de una familia que, tal y como explica Bellocchio, estaba desprovista de todo afecto, donde la supervivencia estaba a la orden del día, nadie notó su profundo malestar, una infelicidad que provenía de compararse con sus hermanos. Camillo no sabía qué hacer con su vida, se sentía un fracasado y, sumido en una crisis de identidad, decidió ahorcarse. La descripción de cómo su madre y sus hermanos encontraron su cuerpo resulta escalofriante. Bellocchio, que se encontraba en Roma en el momento de la muerte de su hermano, habla de la última vez que se vieron en 1968, en el apogeo de su etapa "revolucionaria". Como antídoto a su crisis existencial, el director le aconsejó que apoyara a su pueblo oponiéndose a la burguesía. Camillo respondió: “Marx puede esperar”, dando a entender que tenía cosas mucho más importantes de las que preocuparse. Una frase que el director usaría más tarde en Los ojos, la boca en 1982.

Marx può aspettare es una producción de Kavac Film, IBC Movie, Tenderstories y RAI Cinema. The Match Factory se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy