email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

VENECIA 2021 Orizzonti

Crítica: 107 Mothers

por 

- VENECIA 2021: Peter Kerekes echa un vistazo a las madres encarceladas, cruzando el límite entre realidad y ficción tan a menudo que se borra por completo

Crítica: 107 Mothers

Todos conocemos la sensación: parece que no hay películas sobre la maternidad y, de repente, el Festival de Venecia presenta dos el mismo día. La propuesta de Peter Kerekes, 107 Mothers [+lee también:
tráiler
entrevista: Peter Kerekes
ficha de la película
]
, estrenada en la sección Orizzonti, no tiene el mismo brillo que la cinta de apertura de Almodóvar (Madres paraleleas [+lee también:
crítica
tráiler
making of
ficha de la película
]
), aunque vemos a alguien pintando las suelas de sus zapatos de color rojo, para que se parezcan más a los tacones de Louboutin. Sin embargo, se trata de un visionado atractivo, a pesar de (o debido a) estar ambientada en una de las instalaciones penitenciarias para mujeres de Odesa.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Tratando de escoger entre el documental y la ficción, y optando finalmente por ambas (con la ayuda de la actriz profesional Maryna Klimova), la película encuentra el humor y la ternura en la peor de las situaciones: estas mujeres, en su mayoría condenadas por asesinato, van a pasar una larga temporada en prisión. Mientras tanto, comparten historias, aprenden a controlar mejor sus emociones y a interpretar delante de un juez, pero solo sus compañeras de prisión saben cómo se sienten realmente con respecto a sus víctimas.

En ocasiones, algunas estaban casadas con ellos (algo que parece fascinar especialmente a Kerekes), hasta que un día cambiaron su destino para siempre. Afortunadamente, el concepto de "crimen pasional", así como todo el proceso que va desde el amor hasta el asesinato, se han ido desromantizando gradualmente a lo largo de los años. Podríamos decir que el cambio de género hace que resulte menos incómodo, lo cual es probablemente injusto, pero lo cierto es que las conversaciones sobre los motivos para cometer tal crimen sonarían completamente diferentes si los presos y los guardias fueran hombres.
- "¿Por qué lo mataste?"
- "Celos."
- "Entiendo."

Puede sonar un poco divertido, además de aterrador (y a veces lo es), ya que estas prisioneras suelen llamar a las cosas por su nombre. La mayoría de los días, simplemente siguen con sus rutinas. En ocasiones, dan a luz a sus hijos en prisión, a pesar de que solo pueden quedarse con ellos durante tres años, hasta que el orfanato o algún miembro de la familia vienen a reclamarlos. Kerekes, pero también algunas de sus protagonistas, parecen tener un punto de vista muy tradicional sobre lo que hace que la vida de una mujer valga la pena. Se trata de la maternidad y el amor, incluso cuando todo sale terriblemente mal. De hecho, una mujer solitaria es la que despierta mayor compasión, a pesar de que en realidad trabaja en la cárcel. Iryna (Iryna Kiryazeva) no está encerrada, ni ha dado a luz a un hijo al que no podrá cuidar, pero es soltera, y eso parece ser lo peor, incluso para su propia madre. Tanto en la cárcel como fuera de ella, algunas cosas simplemente no cambian lo suficientemente rápido.

107 Mothers es una coproducción entre Eslovaquia, República Checa y Ucrania, producida por Punkchart Films, Endorfilm, Radio and Television Slovakia, Peter Kerekes Film, Arthouse Traffic e Hypermarket Film. Films Boutique se encarga de las ventas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy