email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PELÍCULAS / CRÍTICAS Croacia

Crítica: Tereza37

por 

- Una mujer de cierta edad hará prácticamente de todo para quedarse embarazada y dar una alegría a sus familiares en el tercer largometraje de Danilo Šerbedžija

Crítica: Tereza37

Tereza37 [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
podría ser considerada una víctima de las circunstancias desde que se vio obligada a posponer su estreno, que tuvo lugar en Motovun en lugar de en el aplazado Festival de Pula. La película de Danilo Šerbedžija tuvo cierto recorrido en festivales, además de recibir varios premios a nivel regional e internacional, pero la mayoría de sus pases y actividades en festivales se vieron afectados por la segunda y tercera ola de la pandemia de COVID-19. Su distribución doméstica estuvo limitada a cines independientes, que todavía sufren las consecuencias de la crisis sanitaria. Tal vez el hecho de haber sido seleccionada como la candidata croata para los Óscar en 2022 ayude a cambiar la situación, aunque las posibilidades son reducidas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

El título de la película hace referencia a la protagonista, interpretada por Lana Barić, que también es guionista de la obra. La conocemos durante una mañana especialmente desagradable, mientras se despierta junto a un charco de sangre en su propia cama: ha sufrido su cuarto aborto espontáneo. Está claro que Tereza quiere tener hijos, sin embargo, más que eso, se siente presionada por su marido Marco, un marinero que no la apoya y casi siempre está ausente (interpretado por Leon Lučev, en una nueva representación del típico macho balcánico), por su propia familia y por la sociedad en general. Las normas sociales son bastante estrictas en la ciudad de Split: una mujer de cierta edad debe tener hijos, sobre todo si tiene un empleo (Tereza trabaja a media jornada en el teatro local) y está casada.

Siguiendo el consejo de su campechana ginecóloga (una brillante interpretación cómica de Arijana Čulina), Tereza comienza a tener otras relaciones (como Nikola, interpretado por Dragan Mićanović, al que vimos en Coriolanus, RocknRolla y Papillon, que demuestra tener una mayor química con Barić en pantalla) mientras Marko está fuera trabajando, pero los descarta a todos rápidamente cuando no consiguen dejarla embarazada. Actuando en base a sus propias obsesiones, las de su familia y su entorno, Tereza se acerca cada vez más a un territorio peligroso.

Tereza37 se suma a la reciente lista de películas croatas con protagonistas femeninas que diseccionan el patriarcado en la región costera de Dalmacia. Esta tendencia comenzó hace unos años con Deja de mirar mi plato [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Hana Jušić
ficha de la película
]
(2016), de Hana Jušić, y continuó con Mater [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Jure Pavlović
ficha de la película
]
(2019), de Jure Pavlović, y Mare [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Andrea Staka
ficha de la película
]
(2020), de Andrea Štaka. Una de las ideas clave que explora esta nueva ola de películas es la noción de que la tradición, incluyendo el patriarcado, no viene impuesta necesariamente por parte de los hombres de la familia, ya que estos suelen estar ausentes o se muestran desinteresados, sino por las mujeres ancianas de la familia, que se convierten en sus guardianas más férreas. La diferencia fundamental que presenta Tereza37 es su ambientación: una ciudad lo suficientemente grande como para absorber las influencias de la modernidad y tentar a la protagonista.

El director, cuya ópera prima 72 Days [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
(2010) también fue la representante croata a los Óscar, tiene éxito narrando las historias de otros. El factor más importante para esta película es su guionista y estrella Lana Barić, que conoce muy bien el ambiente, la mentalidad y la geografía de la ciudad, lo cual es suficiente para elevarla de mera ubicación a un personaje con entidad propia. En ese sentido, Šerbedžija y Barić aprovechan la ayuda del director de fotografía local Mirko Pivčević, que tiende a centrarse en los bloques residenciales brutalistas que hay en las colinas de la ciudad, la forma en que la luz juega con el blanco hormigón y la ansiedad que logra provocar este ambiente, convirtiendo Tereza37 en una película bastante imprevisible.

Tereza37 es una producción de la croata Focus Media.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy