email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2022 Generation

Crítica: The Quiet Girl

por 

- BERLINALE 2022: La película de Colm Bairéad, proyectada en la sección Generation Kplus, es una pequeña joya que desborda franqueza, y un melancólico relato de paso a la adultez

Crítica: The Quiet Girl
Catherine Clinch en The Quiet Girl

Basada en la historia de Foster, escrita por Claire Keegan, la película The Quiet Girl [+lee también:
tráiler
entrevista: Colm Bairéad
ficha de la película
]
, del escritor y director irlandés Colm Bairéad, es uno de los títulos más sorprendentes presentados este año en la Berlinale. Proyectada en la sección Generation Kplus, la cinta es el primer título en lengua irlandesa seleccionado en el prestigioso encuentro alemán. El planteamiento de la historia es muy simple: Cáit (la dulce y encantadora actriz debutante Catherine Clinch) es una joven callada que vive en una familia de cuatro hermanos, donde debe soportar la indiferencia y falta de afecto de un padre grosero (Michael Patric) y una madre problemática (Kate Nic Chonaonaigh). Para colmo, Cáit sufre maltrato por parte de sus compañeros de escuela. Agobiada por la inseguridad y la falta de apoyo que tanto necesita en casa, la niña moja su cama todas las mañanas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Llegados a cierto punto, sus padres deciden enviarla a pasar el verano a la granja de unos parientes a los que ni siquiera conoce, Eibhlín (Carrie Crowley) y Seán (Andrew Bennett). Esto supone una experiencia revolucionaria para la chica, que poco a poco va entablando relación con la afable pareja. Finalmente, Cáit se siente querida y gana confianza, mientras el vínculo entre los tres se vuelve más profundo cada día. Sin embargo, Eibhlín y Seán esconden un triste pasado, que acabará por explicar algunos aspectos del comportamiento de la pareja.

Bairéad compone esta historia con dos herramientas muy simples: tres excelentes actores protagonistas, que interpretan sus papeles con gran honestidad (especialmente Clinch, que logra mantener una presencia poderosa e intensa a pesar de tener pocas líneas de diálogo), y el uso de un "tiempo naturalista", que les permite estrechar lazos a través de gestos cotidianos y actividades compartidas, como peinarse, ordeñar a las vacas, limpiar un establo o cortar cebollas. Es extraño ver este tipo de ritmo representado con éxito en una película contemporánea. Además, estamos en la Irlanda de principios de los 80, un lugar muy diferente al que conocemos hoy en día, ampliamente urbanizado tras el periodo conocido como Tigre Celta. Es el retrato de un país donde, en aquel entonces, una vida tranquila en el campo, una casa rodeada de árboles, una buena taza de té y los pequeños placeres de la vida eran suficientes para aportar alegría y serenidad a sus habitantes. Y aunque esto puede parecer una representación idealizada de esa época, este velo de nostalgia encaja perfectamente con los personajes y las atmósferas de la historia.

A nivel visual, esta sensación se transmite perfectamente a través de la dirección de fotografía de Kate McCullough (conocida por su trabajo en la serie Normal People), que opta por crear un marcado contraste entre el brillo del hogar donde viven Eibhlín y Seán y la sombría paleta de colores de la decrépita casa de Cáit. El conmovedor final puede llevar a los espectadores a reflexionar sobre lo que significa realmente la paternidad, y lo importante que es el amor para que los niños puedan construir su propia identidad. La obra del compositor Stephen Rennicks (Good Luck to You, Leo Grande [+lee también:
crítica
ficha de la película
]
, Death of a Ladies Man [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
) es la guinda del pastel, deleitando al público una vez más con una banda sonora excelente y muy emotiva.

The Quiet Girl es una producción de la irlandesa Inscéal. Rosa Bosch Films se encarga de las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy