email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2022 Generation

Crítica: Kind Hearts

por 

- BERLINALE 2022: Una joven pareja bruselense centra el cautivador y oportuno retrato de la Generación Z enfrentada a las incertidumbres firmado por Gerard-Jan Claes y Olivia Rochette

Crítica: Kind Hearts
Billie Meeussen y Lucas Roefmans en Kind Hearts

Uno de los documentales letones más famosos es Is It Easy to Be Young?, de Juris Podnieks, que podría haber sido un título alternativo para el documental de Olivia Rochette y Gerard-Jan Claes Kind Hearts [+lee también:
tráiler
entrevista: Olivia Rochette y Gerard-J…
ficha de la película
]
, proyectado en la sección Generation 14plus de la Berlinale de este año. La película de Podnieks, que se estrenó en 1987, diseccionó los retos a los que se enfrentaron los jóvenes que crecieron en la sociedad soviética tardía, y se centró en particular en sus conflictos con sus padres, la sociedad, los profesores y las autoridades. En este nuevo título belga, seguimos los retos de una joven pareja de Bruselas, Billie Meeussen y Lucas Roefmans, que van a empezar la universidad y se enfrentan a un año repleto de cambios. Como es de esperar, ya que ahora estamos a principios de la década de 2020, el foco de los directores ha cambiado dramáticamente.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Los conflictos retratados en Kind Hearts son los privados de una pareja, sus dudas sobre su relación y sus expectativas sobre la vida adulta. Rochette y Claes escogen usar un enfoque documental con escenografía mínima, ya que no hay tomas casuales ni momentos impromptu capturados por la cámara, y arrojan al espectador in media res a la vida de los personajes. Pronto nos damos cuenta de que su crisis de pareja es profunda y parece haber poca esperanza de que las cosas se arreglen. Pero a nosotros también nos cuesta, como a Billie y Lucas, encontrar las causas reales de su inminente ruptura. Hay poco dinamismo a lo largo de la película, pero esto es en su mayor parte una elección efectiva, ya que lo que los directores quieren acercarnos es cómo Billie y Lucas (y más generalmente, la Generación Z) se sienten atrapados y perdidos en sus vidas, y cuántas de sus dificultades se originan en inseguridades personales no resueltas más generales.  

Unos dos tercios de la película están ambientados antes de la pandemia, pero hacia el final podemos sentir que la emergencia sanitaria, como era de esperar, no ha mejorado la relación entre Billie y Lucas, y como en el caso de muchos otros jóvenes adultos, ha instigado nuevos miedos y dudas sobre cómo participar en actividades sociales.

En su conjunto, la película es un retrato entrañable de la juventud de hoy y un documento valioso de estos tiempos extraños. Es posible que una amplia audiencia se identifique con ella, pero en particular los miembros de la Generación Z, sus hermanos y hermanas mayores y sus padres. Puede resultar algo ampulosa y falta de acción en partes, pero a fin de cuentas es la historia de la ruptura de una joven pareja belga, con parte de ella sucediendo durante la primera ola de coronavirus. Después de todo, Billie y Lucas tienen todas sus vidas por delante, como la escena final razonablemente sugiere. Es una pieza sincera, sin florituras ni objetivos pretenciosos, que hace su trabajo, nada más y nada menos.

Kind Hearts fue producida por Accattone Films de Bélgica en coproducción con Canvas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Angélica Ramos)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy