email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Proyecciones especiales

Crítica: Marcel!

por 

- CANNES 2022: El primer film como directora de Jasmine Trinca es una mirada personal a una complicada relación maternofilial con varios guiños al cine mudo

Crítica: Marcel!
Alba Rohrwacher y Maayane Conti en Marcel!

En 2020, el talento italiano Jasmine Trinca (una de las actrices más populares de su generación, premiada en Cannes por su interpretación en Lucky [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Sergio Castellitto
ficha de la película
]
) hizo su debut detrás de la cámara en un cortometraje presentado en el programa Orizzonti de Venecia, que retrató sin palabras a una madre y a una hija que caminan entre las ruinas de una Roma desierta y quemada por el sol, buscándose la una a la otra y huyendo la una de la otra, tirando de una maleta grande y cambiando continuamente de roles (Being My Mom). Ahora estos dos personajes, interpretados por las mismas actrices (Alba Rohrwacher y Maayane Conti) se reúnen en Marcel! [+lee también:
tráiler
entrevista: Jasmine Trinca
ficha de la película
]
, el primer largometraje de Trinca presentado en la sección Proyecciones Especiales del 75º Festival de Cannes.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La actriz-directora (que este año también asiste a la Croisette como miembro del jurado internacional) expande el universo de su cortometraje, dibujando una mezcla de recuerdos personales y fantasía para pintar el retrato de una problemática relación madre-hija vista desde los ojos de una niña que quiere ser vista y amada por esta madre excéntrica, distraída y elusiva que deja la nevera vacía y solo tiene ojos para su perro Marcel.

En efecto, el perro es el único personaje de la película con un nombre propio y también es el centro de atención de la madre, una artista callejera retro (“una Buster Keaton femenina disfrazada de asaltacunas; divertida pero sensual”, como la describe la directora) cuyo plato fuerte es una performance en la que ella y Marcel interpretan los papeles principales y que termina con un apasionado beso entre ambos. Todo bajo la triste mirada de su hija, una niña delgada y taciturna que toca el saxofón (aunque su madre no la dejará tocar con ella) y cuyo padre ha fallecido (su abuela, Giovanna Ralli, nunca pierde la oportunidad de elogiar a su hijo “artista, feliz e irresistible” que ya no está con ellas pero que, aparentemente, las observa desde un avión), una niña desesperada por la atención de su madre que empieza a ver a su perro como un rival. 

Un día, Marcel tiene un accidente; la madre se muestra inconsolable y cae en una espiral depresiva. Su hija se ocupa de ella, trae comida y le da de comer. Pero deben prepararse para un importante festival de arte callejero, así que se ponen en marcha, y la segunda parte de la película se convierte en una road movie de fantasía entre ferias, recintos feriales, dobles de Albano y Romina, y una estancia rural en la casa de su prima snob (interpretada por Valentina Cervi), y sus amigos cazadores de jabalíes (entre ellos, Giuseppe Cederna), donde la artista callejera interpretada por Rohrwacher —que parece un extraterrestre en este contexto— se mete en todo menos en conversaciones amistosas sobre arte, caza y vida después de la muerte. “Ella cree que es la reencarnación de Pina Bausch y Marcel Marceau en una sola persona”, se burla su desdeñosa prima, que no duda en enviar a sus invitadas a dormir en el granero.

Marcel!, escrita junto a Francesca Manieri, presenta un enfoque cinematográfico personal y poético, un homenaje a la creatividad (“Es al arte a quien debemos la vida”, enfatiza la película en varios momentos) que ofrece un guiño al cine mudo y a Charlie Chaplin, y cuyos mejores momentos, sinceros y dolorosos, se encuentran en los momentos de intimidad —dulce pero difícil— entre las dos protagonistas. Para Alba Rohrwacher es una oportunidad para dejar que su talento actoral se desborde, al estilo de un circo, y para la joven Maayane Conti —con sus grandes ojos de E. T., a quien Trinca parece querer como su propia Antoine Doinel— es una oportunidad para mostrar su magnética expresividad.   

Marcel! ha sido producida por Cinemaundici y Totem Atelier junto a RAI Cinema, en colaboración con Phon Films y Vision Distribution. La compañía francesa Totem Films gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy