email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Semana de la Crítica

Crítica: Tout le monde aime Jeanne

por 

- CANNES 2022: Blanche Gardin está excelente en el relato de Céline Devaux sobre una mujer que no quería mucho de su vida, solo salvar el mundo

Crítica: Tout le monde aime Jeanne
Blanche Gardin en Tout le monde aime Jeanne

Está claro que la directora Céline Devaux, que presenta su película Tout le monde aime Jeanne [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
en la Semana de la Crítica del Festival de Cannes, apunta alto. Su protagonista, Jeanne (Blanche Gardin, increíblemente divertida el año pasado en la sátira France [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Bruno Dumont
ficha de la película
]
de Bruno Dumont), no solo quiere tener éxito sino que realmente quiere cambiar las cosas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Con una intención ecológica, idea una "máquina de limpieza del mar". Se trata de un concepto noble, pero las cosas se tuercen terriblemente durante su cacareado lanzamiento. La humillación pública que le sigue, que se extiende rápidamente gracias a las malditas redes, tiene reminiscencias a Bridget Jones. Sin embargo Jeanne se esfuerza por mantener la cabeza bien alta, repitiendo el mantra: "Eres increíble y haces cosas increíbles", aunque probablemente nunca haya servido de nada a nadie. Hay una vocecita, o más bien un fantasma animado que se parece al primo Eso de La familia Addams, que cuestiona cada uno de sus movimientos y atuendos. Y, lo que es más importante, no hay dinero. Lo único que le queda es un piso en Portugal que está vacío desde el prematuro fallecimiento de su madre.

Sencilla pero sorprendentemente conmovedora, Tout le monde aime Jeanne es una película sobre los momentos intermedios: entre carreras, entre relaciones amorosas e incluso entre la vida en un piso y otro. Jeanne, una persona más que solía ser considerada como "la prometedora" y que apenas cumplió esa promesa, emprende su corto viaje hacia ninguna parte. Sin embargo, encuentra algo por accidente, o mejor dicho a alguien: Jean (Laurent Lafitte), un tipo raro que la recuerda de los días del instituto.

Este cruce de dos personas que están tan rotas que ya no deberían poder funcionar resulta familiar. Pero también se recuerdan mutuamente de tiempos mucho más sencillos, cuando tenían la vida por delante, no por detrás. "Me encanta mirarte cuando me miras", le decía Vicky Krieps a su admirador en otro título de Cannes, Corsage [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Marie Kreutzer
ficha de la película
]
, y puede que Jeanne esté viviendo exactamente lo mismo. Este hombre la conoce como la chica popular, la que lo tenía todo. Esto puede ser tentador, obviamente, sobre todo en tiempos de crisis y especialmente en tiempos de baja autoestima

Lo que ocurre después de que combinen sus fuerzas es conmovedor pero no sentimental. Al fin y al cabo estos dos están hechos de otra pasta. Jean parece tener una relación algo relajada con la ley, especialmente en lo que respecta a los robos, y ha pasado por momentos de bajón, incluyendo un episodio psicótico que culminó con él "bendiciendo a un policía con vino". En cuanto a Jeanne, necesita averiguar cuál será su próximo movimiento, pero también hacer algo que no le apetecía en absoluto: asumir la pérdida de su madre.

La muerte de su madre, así como su presencia, resulta imposible de pasar por alto cuando Jeanne se arma de paciencia para ponerse a limpiar el piso, algo similar a lo que sucede en Petite Maman [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, de Céline Sciamma. Los malos rollos y las palabras hirientes se van desvaneciendo poco a poco. Lo que queda es el recuerdo de los bolsillos de su madre, siempre llenos de azucarillos sisados obsesivamente de los bares. Hay un momento en el que esta película se vuelve un poco más oscura, pero también se vuelve más cariñosa con Jeanne: una mujer que no quería mucho en su vida, solo salvar el mundo.

Tout le monde aime Jeanne fue escrita por Céline Devaux y producida por Les Films du Worso (Francia). Es una coproducción con la portuguesa O Som e a Fúria, y sus ventas las gestiona Elle Driver.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Marcos Randulfe)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy