email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

CANNES 2022 Quincena de los Realizadores

Crítica: De humani corporis fabrica

por 

- CANNES 2022: El nuevo documental de Lucien Castaing-Taylor y Véréna Paravel, devastador pero nunca grotesco, es una ópera dedicada a la mesa de operaciones

Crítica: De humani corporis fabrica

Lucien Castaing-Taylor y Véréna Paravel son únicos en el mundo de la no ficción actual por abordar su trabajo no como meros documentalistas, sino también como antropólogos. Es decir, como estudiantes de las culturas humanas y de su evolución en el tiempo. De humani corporis fabrica [+lee también:
tráiler
entrevista: Véréna Paravel, Lucien Cas…
ficha de la película
]
, con todo lo que tiene de inquietante, servirá de registro de cómo las sociedades avanzadas tratan las dolencias médicas complejas a estas alturas del siglo XXI. A través de esto, viene a la mente otro pensamiento: ¿lo que se muestra aquí parecerá primitivo dentro de muchas décadas?

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

De humanis corporis fabrica, su primer largometraje estrenado en Cannes y presentado la semana pasada en la Quincena de Realizadores, es como si uno de los estudios documentales inmersivos de Frederick Wiseman tuviera una imagen más áspera y dura, con la suciedad y la mugre filtrándose de forma natural en cada fotograma. Castaing-Taylor y Paravel, más conocidos por su relato sobre la industria pesquera de 2012, Leviathan [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
, cogen sus cámaras y las de sus anfitriones para inspeccionar varios hospitales franceses y sus unidades de cirugía y cuidados intensivos.

Los primeros meses de la formación en la escuela de medicina implican visitas al hospital como seminarios "en vivo", en los que los futuros médicos pueden reunirse en torno a los equipos, la maquinaria y los tejidos ensangrentados, y hacer preguntas (o tal vez bromas: los médicos tienen un infame sentido del humor). El proceso también puede ser de desensibilización, en el que la exposición a los órganos extraídos y puestos al revés ya no debería elevar la presión sanguínea del propio profesional médico. De humani corporis fabrica es una película cuya forma de llegar al extremo provocó un montón de abandonos en su primera proyección, puede ser un poco como intentar absorber "Cirugía 101" en menos de dos horas, donde los objetos que se señalan pierden su significado, dejándonos sumergir en vistas endoscópicas que muestran nuestro interior como lugares expresionistas de colores vivos.

Cuando las obras más extremas del género de terror sólo pueden mostrar gore simulado, esto es lo auténtico, mostrado con desinterés académico y frialdad por los realizadores. Tras un breve prólogo, una intro, en la que se sigue a un guardia de seguridad que patrulla el aparcamiento subterráneo del hospital, le sigue una imagen que muestra el cráneo de un hombre que está siendo preparado para una neurocirugía, con un agujero perforado en el periostio para que un fino instrumento vertical, y una cámara endoscópica, lo atraviesen. El dúo de directores recibió muchas acusaciones de mal gusto por su repugnante, aunque a veces perspicaz, retrato de un caníbal en Caniba [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, y este malestar vuelve a aparecer, aunque sus provocaciones, justificadas para ellos, por el pensamiento de vanguardia en su ámbito de las ciencias sociales, son siempre deliberativas. Y el aspecto positivo, o humanista, de esta película se manifiesta cuando nos damos cuenta de que este procedimiento ha sido un éxito, y que la contrapartida de este dolor físico y de esta indignidad es la salvación de la vida de alguien.

Junto con las voces en off de los médicos, que conversan sobre cosas mundanas, hacen algún que otro chiste negro y a veces se quejan de los horarios y las condiciones de trabajo estresantes, viajamos con los cineastas de la cabeza a los pies: una cirugía ocular interna, un examen de cáncer que implica una biopsia de un pecho completo, una prostatectomía y un procedimiento en el que un instrumento que parece una plancha de pelo en, "una configuración de Kalashnikov", recubre un pene y luego lo sacude de una forma agresiva.

Esta película es un verdadero logro, es una de las anatomías visuales más detalladas, complementada por el movimiento y el sonido.

De humani corporis fabrica es una coproducción entre Francia y Suiza, realizada por Norte Productions, CG Cinéma, Rita ProductionsSEL.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Ainhoa Seuret Manzano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy