email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

PULA 2022

Crítica: The Head of a Big Fish

por 

- El primer largo de Arsen Oremović es una lúcida y emotiva mirada a las adversidades de la vida cotidiana en Croacia, marcada por la guerra en el pasado y la perpetua transición en el presente

Crítica: The Head of a Big Fish

No es habitual, en el mundo del cine en general, y en la industria croata en particular, que un crítico de cine se convierta en cineasta. Arsen Oremović comenzó su carrera en el cine como crítico, antes de dar el salto a la dirección de cortometrajes y mediometrajes documentales. The Head of a Big Fish, su ópera prima, acaba de estrenarse en el 69.º Festival de Cine de Pula, donde también recibió un Arena de Oro para Lana Barić como mejor actriz en un papel protagonista (ver la noticia).

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

A partir de la descripción de la trama, una adaptación libre de la novela homónima de Ognjen Sviličić, podríamos esperar que The Head of a Big Fish fuese otro ejemplo más de la variante croata del conocido "miserabilismo" de Europa del Este, donde el trauma de la guerra se mezcla con el trauma de la vida en una sociedad en (post)transición. La escena inicial, en la que acompañamos al protagonista, podría reforzar esa idea. Tractor (interpretado por Neven Aljinović-Tot, en una extraña incursión en la pantalla grande), vive solo en una casa en ruinas, en algún lugar del rural junto a un río, viste ropa militar, toma pastillas porque tiene problemas para dormir por la noche e incluso juega con la idea de pegarse un tiro con su AK-47, que guarda desde la guerra.

Sin embargo, su hermano Andrija (Nikša Butijer, al que vimos en Deja de mirar mi plato [+lee también:
crítica
tráiler
entrevista: Hana Jušić
ficha de la película
]
, de Hana Jušić) tiene ideas diferentes. En su rutina diaria como taxista en Zagreb, espera su golpe de suerte tras una serie de oportunidades de negocio e inversiones fallidas. Acaba de vender la casa de sus padres a un pez gordo local, y Tractor se ve obligado a mudarse al apartamento de Zagreb en el que Andrija vive con su esposa Vesna (Lana Barić, conocida por Tereza37 [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
y Eden [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
). Las posibilidades de que un hombre acostumbrado a vivir solo encuentre la paz en una ciudad ajetreada son muy escasas, pero Tractor tiene pocas opciones y Vesna se ofrece voluntariamente a ayudarlo, o al menos escucharlo...

The Head of a Big Fish es en esencia una pieza de cámara a tres voces, que se apoya en sus actores para llevarla a buen puerto. El trabajo de Oremović con el reparto, basado en una serie de ensayos previos al rodaje, alcanza la perfección, aportando naturalidad y sinceridad a las conexiones de los personajes. Aljinović-Tot demuestra su potencial para papeles protagonistas en la piel de un hombre común, al igual que Butijer. Por su parte, Barić también demuestra que le sienta bien dejar atrás cierta glamorización, ya que es sobradamente capaz de canalizar la empatía que se espera de su personaje.

The Head of a Big Fish puede ser la película más realista y artística sobre la realidad de la sociedad croata, donde las cicatrices de la guerra aún están frescas, mientras aparecen nuevas heridas provocadas por las adversidades de la vida cotidiana. También se trata de una película cuidadosamente planeada, en términos de construcción de personajes, dramaturgia y dirección, pero a diferencia de muchas películas realizadas por (antiguos) críticos y teóricos, no resulta fría ni distante.

La atención cuidadosa a algunos detalles del fondo resulta natural en un cineasta que aprendió el oficio haciendo documentales (en su primer tercio, The Head of a Big Fish se desarrolla como una fina amalgama de documental poético y de observación). Sin embargo, otros aparecen discretamente entrelazados en el tejido de la película (como el origen étnico de Vesna, insinuado a través de algunas de las expresiones que usa) y todavía logran sorprendernos, especialmente cuando Oremović no los usa como puntos de la trama. Al final, The Head of a Big Fish podría describirse como una obra maestra del cine naturalista contenido y sobrio.

The Head of a Big Fish es una producción de la croata Izazov 365.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy