email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

SERIES / CRÍTICAS Estados Unidos / Francia

Crítica serie: Irma Vep

por 

- Olivier Assayas rinde homenaje a su propia película de 1996, así como al clásico del cine mudo de Louis Feuillade Les Vampires, en esta absorbente serie hecha para HBO

Crítica serie: Irma Vep
Alicia Vikander y Devon Ross en Irma Vep

Uno de los detalles más divertidos de la versión original de Irma Vep (1996) es que el director de la metapelícula Les Vampires (interpretado por Jean-Pierre Léaud) sugiere que la interpretación de Michelle Pfeiffer como Catwoman fue la inspiración para el diseño de la villana titular. El hecho de que una película de mediados de los 90 hiciese referencia directa a otro título estrenado unos años antes resultaba peculiar: sería como una mención a Titane en la próxima película de Tom Cruise. Las nuevas películas no suelen ser tan conscientes de las obras que las rodean, y prefieren ocultar sus influencias en lugar de revelarlas por su nombre.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Sin embargo, en las películas hiperreferenciales de Olivier Assayas, el mundo y otros tipos de cine se muestran claramente a la vista. Así lo demuestra en su último trabajo, Irma Vep [+lee también:
entrevista: Olivier Assayas
ficha de la serie
]
, con el que el director francés regresa al formato televisivo por episodios en el que destacó con Carlos [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, poniendo fin a la trayectoria descendente (en lo que se refiere a la forma) de sus largometrajes anteriores. Esta serie conserva la premisa y gran parte del arco narrativo de la cinta homónima de 1996, que marcó un antes y un después en su carrera, centrada en la problemática producción de una nueva versión de Les Vampires, la serie muda de conspiraciones que sentó las bases para los gustos dispares de Hitchcock, Batman y Rivette. Una famosa actriz extranjera (Maggie Cheung en la primera versión, Alicia Vikander en la actual), ha sido contratada para interpretar a la antiheroína principal, es decir, Irma Vep, que viste un traje de gato. La producción, que vuelve a reflejar la industria cinematográfica francesa en su conjunto, no puede asimilar su presencia alienígena. La serie estrenó su último capítulo a principios de esta semana, tras presentar en primicia los tres primeros episodios en Cannes el pasado mes de mayo.

El cambio más grande y, a fin de cuentas, el más gratificante que ofrece Assayas en esta ocasión es ampliar el papel del director enfermizo de la nueva versión, René Vidal, sustituyendo al fracasado de la Nouvelle Vague, interpretado por Léaud, por un neurótico entrañable (Vincent Macaigne), que insiste en que está haciendo un largometraje épico de ocho horas, y no una simple serie de televisión. La principal fuente de conflicto es el intento de Vidal de terminar este elefantiásico proyecto a toda costa, mientras los turbios productores ejecutivos que juegan al golf, su cambiante salud mental y los actores confundidos por la falta de psicología de los personajes heredada del original conspiran contra él. No obstante, la Mira de Vikander comparte un espíritu artístico similar, que lo guía a través de la curación de su psique torturada. Esta parece ser la principal razón (un tanto egoísta) para enfrentarse a este remake de Les Vampires, sin importar el placer derivado de los aspectos prácticos de la realización cinematográfica (no hay más que observar al virtuoso coreógrafo con un amor por el trabajo con cables y al consultor de BDSM con un reloj interno para la comedia).

La concepción del personaje de Vikander está profundamente influenciada por el trabajo de Assayas con Kristen Stewart, ofreciendo una mirada inusualmente profunda a la vida laboral de una actriz famosa, sin preocuparse por el cinismo de otras sátiras sobre el mundo del espectáculo. Los otros personajes del set, como el frío director de fotografía interpretado por Antoine Reinartz o el actor libertino de Lars Eidinger, están basados cariñosamente en Rainer Werner Fassbinder y la sádica dinámica de poder de sus obras. Pero Assayas dirige la mayor parte de su ira hacia las crueles fuerzas del capital que impiden la creación del arte y que se ciernen sobre estas las relaciones humanas distorsionadas, aunque también encuentra cierta belleza en ello.

Irma Vep es una coproducción entre Estados Unidos y Francia, producida por A24, Vortex Sutra, The Reasonable Bunch y Little Lamb. Warner Bros. Television se encarga de la distribución.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy