email print share on Facebook share on Twitter share on reddit pin on Pinterest

LOCARNO 2022 Piazza Grande

Crítica: Une femme de notre temps

por 

- Jean Paul Civeyrac presenta un thriller que intenta combinar cine popular y de autor a través de la historia de una mujer presa de una irresistible sed de venganza

Crítica: Une femme de notre temps
Sophie Marceau en Une femme de notre temps

El director francés Jean-Paul Civeyrac no es un novato, su primer largometraje Ni d'Ève, ni d'Adam se estrenó en 1996, seguida de una serie de largometrajes (nueve para ser exactos) y cortometrajes. A Woman, proyectada en la Piazza Grande del Festival de Locarno, se añade a su larga y fructífera lista de trabajos cinematográficos, una película de detectives en la que Sophie Marceau es omnipresente. Su cara, su presencia física son el hilo conductor de la película (por no hablar de su obsesión), una especie de musa que intenta darle la profundidad que le falta. Su cara, casi impasible desde el principio hasta el final, no consigue expresar una evolución psicológica que siempre permanece en un estado embrionario.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Juliane (Marceau), inspectora de policía en París, lleva una tranquila vida burguesa en una gran villa de campo junto a su marido (Johan Heldenbergh), un personaje cuyo pasado (y presente) es desconocido para nosotros (cómo se gana la vida y su origen son un misterio). Lo único que sabemos de él es su apellido, que suponemos que es flamenco, aunque esto, aclaramos, no afecta a la historia. Pese a una apatía burguesa que a veces resulta angustiante, Juliane siente que algo en su pareja no funciona, que su marido se esconde, detrás de una aparente indiferencia, secretos que no pueden ser o que no serán revelados. El aniversario de la muerte de su hermana llevará a la inspectora a investigar la (doble) vida de su marido. Lo que descubre la llevará a cometer actos violentos que, según ella, la liberarán de una ira que se ha vuelto incontrolable.

“Había pensado durante mucho tiempo en un personaje con un comportamiento recto, un punto crítico y, al final, un acceso a una verdad interna más profunda”, dice Jean-Paul Civeyrac sobre el personaje interpretado por Sophie Marceau, una profundidad psicológica, una “verdad interna” ausente de la película. A pesar de una presencia constante y obsesiva de la actriz que se apodera de prácticamente todas las escenas, su personaje parece atrapado en un bloque de hielo que refleja solo su rostro impasible. ¿Cuáles son sus motivaciones profundas? ¿Qué papel desempeña su encuentro con una mujer que sufrió abusos en su plan de venganza? Civeyrac, en una visión muy tradicional (y patriarcal) de los géneros (estrictamente binaria), escenifica los clichés de una mujer en medio de la decepción romántica “extrema”, una mujer que, a diferencia de su marido (ardiente y mentiroso), no tiene la necesidad de satisfacer sus necesidades, no siente deseo porque es una “mujer”, un ser que debe ser protegido como una flor delicada (“ella es un corazón puro”, le dice el marido a su amante). Solo la traición de su marido desencadenará en ella un mecanismo de rebelión relacionado con una herida narcisista difícil de curar. La película presenta el personaje de otra mujer traicionada (la única razón para la rebelión), víctima de una masculinidad unilateral, hegemónica y depredadora.

A Woman (el título original se traduce como “una mujer de nuestra época”, pero, ¿por qué ese título? Sigue siendo un misterio) podría haber sido interesante gracias a la unión de universos aparentemente opuestos: el de autor (que domina el cine de Civeyrac) y el popular (gracias a la presencia de Marceau), pero desafortunadamente el resultado no cumple con las expectativas. Juliane, un personaje que parece insensible, no consigue transmitirnos su mundo interior, un mundo que en la mente del director parece incandescente pero que desafortunadamente se presenta como una hoguera de la que solo sale humo.

A Woman ha sido producida por Moby Dick Films y Iliade et Films. Kinology gestiona las ventas internacionales.  

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del italiano)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy