email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2022 Competición

Crítica: The Fox

por 

- El segundo largometraje de Adrian Goiginger narra la conmovedora historia de su bisabuelo, un soldado austriaco que se encuentra un zorrillo herido a principios de la II Guerra Mundial

Crítica: The Fox
Simon Morzé en The Fox

¡Buenas noticias desde Tallin! Claramente, hay una película que es una pequeña joya en el Festival Black Nights de este año de la que debemos hablar. La segunda película de Adrian Goiginger (The Best of All Worlds [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
), nacido en Salzburgo, que se titula The Fox [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
y se estrenó en la competición principal del certamen estonio, se basa en la historia real del bisabuelo del director, Franz Streiberger (interpretado por Simon Morzé). En el prólogo de la película, ambientada en 1927, descubrimos que sus padres le cedieron la custodia forzadamente a un granjero rico local durante diez años. En 1937, Franz es un cartero en motocicleta para el ejército austriaco, que lo llamó a las filas de la Wehrmacht, después de los acontecimientos del Anschluss. El momento crucial principal es cuando, durante un momento mentalmente difícil para él, el joven soldado se encuentra a un cachorro de zorro asustado y herido, que acaba de presenciar la muerte de su madre tras haber caído en la trampa de un cazador.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Desde ese momento, el vínculo entre los dos “huérfanos” se convierte en el foco. Por detrás, podemos seguir las atrocidades de la Segunda Guerra Mundial y la invasión de Alemania en Francia. Es digno de admiración como Goiginger ha decido no suavizar la representación del conflicto. Deja que las cámaras de Yoshi Heimrath y Paul Sprinz se centren en algunos descubrimientos espantosos, le encarga a su equipo de sonido de asustar al público repetidamente con los sonidos ensordecedores de tanques, balas y bombardeos, y le sugiere al director de fotografía que escoja colores más brillantes tan solo en unos momentos seleccionados, normalmente con la intención de darle un sentimiento de “delirante”. La presencia discreta de la música (cortesía de Arash Safaian) contribuye significantemente a la construcción de un vínculo empático, sobre todo durante las escenas donde nos damos cuenta de que Franz está sintiendo un remolino de emociones y le cuesta encontrar sentido a su vida.

¿Pero por qué funciona tan bien The Fox? ¿Y por qué tiene el potencial de tocar la fibra sensible del público? Lo primero, hay unos conflictos claros explicados, lo que causa sentimientos encontrados, y raramente dejaran indiferente al público, sobre todo a aquellos que, por lo menos una vez en su vida, han tenido la suerte de vivir con un animal de compañía. Lo segundo, Morzé llena su trabajo con la cantidad justa de complejidad, Franz es un granjero introvertido y cariñoso, con todo lo que esto conlleva, y parece auténtico, incluso en las dinámicas más retorcidas.

The Fox está producida por la alemana Geißendörfer Pictures, la austriaca Lotus-Film, la alemana Gigenten Film y la austriaca 2010 Entertainment. Beta Film administra las ventas mundiales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés por Helena Martínez)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy