email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2022 Competición

Crítica: Toi non plus tu n'as rien vu

por 

- Béatrice Pollet firma un apasoniante thriller judicial sobre el tema de la maternidad, explorando un acto en apariencia incomprensible

Crítica: Toi non plus tu n'as rien vu
Géraldine Nakache y Maud Wyler en Toi non plus tu n'as rien vu

“La señora Claire Morel nos necesita para comprender lo que pasó. Si no intentamos comprender con ella, no avanzaremos”. La interesante Toi non plus t'as rien vu [+lee también:
entrevista: Béatrice Pollet
ficha de la película
]
, de Béatrice Pollet, estrenada en competición en el 26º Festival Black Nights de Tallín, se centra en un suceso muy extraño, en una parte de escondite consigo mismo y quizás con los demás.

Inspirado en hechos reales, el segundo largometraje de la cineasta francesa empieza (después de un corto prólogo de felicidad familiar) con una velada completamente fuera de lo normal para la pareja compuesta por Claire (Maud Wyler) y Thomas (Grégoire Colin), padres de dos niñas pequeñas sabiamente dormidas. En su regreso tardío del trabajo, Thomas, ingeniero en la Oficina Nacional de Bosques, encuentra a su mujer inconsciente y ensangrentada, pero unas horas más tarde (y en un aparente estado de incomprensión absoluta), es objeto de una “detención preventiva por complicidad de tentativa de homicidio sobre una persona menor de 15 años”. Pronto revelará el motivo a Sophie (Géraldine Nakache), la amiga abogada de Claire: “encontramos un recién nacido en el contenedor frente a nuestra casa. Dicen que es hijo de Claire --¡Es un disparate! No puede ser hijo suyo. ¡Si mi esposa estuviera embarazada, yo lo sabría!”.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

La película, a partir de este giro inesperado inicial y del asombro que abruma a los protagonistas (Claire es encarcelada y se enfrenta a la cadena perpetua), disecciona metódicamente lo que parece una negación del embarazo y profundiza en la búsqueda de las raíces del suceso. Interrogatorios del juez de instrucción (Pascal Demolon), reconstrucción, ataques del fiscal (“su abandono se parece mucho a un infanticidio, más o menos bien disimulado”), peritaje psiquiátrico para evaluar una posible alteración del juicio, locutorios de Claire con Thomas por la intimidad de la pareja y con Sophie para preparar su defensa, apertura del campo de posibilidades con las constelaciones y los fantasmas familiares (las lealtades inconscientes que nos unen a nuestros ancestros), el peso de la opinión pública (sobre todo de cartas anónimas del estilo “pena de muerte para estas zorras, la intervención voluntaria del embarazo no es suficiente para ellas”), la difícil vuelta a la normalidad para Claire: durante unos meses, Toi non plus t'as rien vu explora un misterio al borde de la ciencia, que entreabre la puerta a los vínculos entre maternidad y psiquismo.

Toi non plus t'as rien vu, empática pero sobria, dosifica con habilidad el suspenso sin efectos secundarios (un muy buen guion escrito por la realizadora), interpretada y puesta en escena con precisión (a destacar la fotografía crepuscular de Georges Lechaptois), es una película apasionante, muy humana y eminentemente feminista, que descubre para instrucción de todos un acto a priori incomprensible, y comprensible para las que se enfrentan a este tipo de pruebas.  

Toi non plus t'as rien vu ha sido producida por Stéphanie Douet para Sensito Films y coproducida por Jour2Fête. The Party Film Sales gestiona las ventas internacionales.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy