email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

BLACK NIGHTS 2022 Competición Óperas primas

Crítica: Upon Entry

por 

- Los cineastas Alejandro Rojas y Juan Sebastián Vásquez presentan una interesante ópera prima entre el drama y la comedia negra

Crítica: Upon Entry
Alberto Ammann y Bruna Cusí en Upon Entry

Te armas de valor y te vas. Decides empezar una nueva vida, probar suerte en otro lugar, lejos de la que fue tu casa. Arrastras tus miedos, tus dudas, tus ilusiones, tus esperanzas, tus sacrificios, tus renuncias. No sabes cómo saldrá, que te aguardará, si tal vez un día dirás que fue un acierto o un error, pero has tomado esa decisión. Ya estás ahí, a punto de embarcar hacia otro país, te imaginas allí, en ese nuevo horizonte, y de repente, todo se puede torcer, tu vida entera depende de una decisión ajena, de un trozo de papel, de que la autoridad de turno decida que puedes llegar o no a tu destino.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

Esta es la historia que trata de contar Upon Entry [+lee también:
tráiler
entrevista: Alejandro Rojas y Juan Seb…
ficha de la película
]
, la ópera prima de los cineastas venezolanos Alejandro Rojas y Juan Sebastián Vásquez, protagonizada por Bruna Cusí y Alberto Ammann, y que acaba de presentarse en la 26 edición del Festival Black Nights de Tallin, dentro de la Competición de Óperas primas, en donde ha conseguido el Premio FIPRESCI. A partir de las vivencias personales como emigrantes de los directores (ambos nacieron en Caracas y tomaron esa decisión de buscarse la vida en el extranjero), la película narra la historia de Diego y Elena, una pareja que, después de llevar un tiempo viviendo juntos en Barcelona (ella es de allí, él de Venezuela), deciden mudarse a los Estados Unidos. Sin embargo, sus planes de cambiar de vida lejos de sus lugares de origen chocan con la determinación de las autoridades. Al entrar en la zona de inmigración del aeropuerto de Nueva York, serán sometidos a todo un proceso de inspección (con interrogatorio psicológico incluido), del que dependerá el rumbo de sus vidas.

Si bien al principio parece que la película irá por los lugares comunes y los clichés (hay algún coqueteo con ello), los directores consiguen dejar atrás ese devaneo y darle una buena orientación a su propuesta. En este caso (y como suele suceder), el acierto parece partir de la sencillez, tanto en la forma como en el fondo. Se nota que los cineastas cuentan a partir de algo conocido y vivido, y que lo quieren contar del mejor modo para que la historia quede en un primer plano, de forma sobria, sin artificios innecesarios. Hay minuciosidad en el detalle, los personajes y las situaciones resultan creíbles, logran transmitir el mundo emocional de esa pareja protagonista en esa encrucijada, el miedo, el desconcierto, la incertidumbre, la impotencia, el sufrimiento.

Upon Entry habla del miedo al otro, del racismo, del abuso de poder, del sinsentido y la malicia de cierta burocracia (y con ello, de la capacidad del ser humano para ser profundamente imbécil), de la vulnerabilidad ante esas situaciones. Sin embargo, lejos de recrearse en el drama (aunque también lo sea), la película consigue tener cierto humor retorcido a partir del reflejo de esa realidad. Con ello, una de sus grandes virtudes procede del manejo del tono y del ritmo, en la capacidad de saber llevar la película hacia su clímax, de hacer que, veladamente, ciertas situaciones, de tan absurdas y desquiciantes, se vuelvan cómicas.

Como pequeño desliz, hacia su final, la película parece rozar esos tópicos de los que consiguió escapar, con un desenlace demasiado obvio y marcado. A pesar de ello, Upon Entry logra ser una película disfrutable, alcanzar su verosimilitud y hacernos olvidar por un tiempo (el de su metraje) que estamos ante una ficción.

Upon Entry es una coproducción de las compañías españolas Zabriskie Films, Basque Films y Sygnatia.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy