email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

SUNDANCE 2023 Competición World Cinema Dramatic

Crítica: Heroico

por 

- Un joven indígena mexicano hace lo que puede durante su estancia en una traicionera academia militar en el segundo largometraje de David Zonana, protegido de Michel Franco

Crítica: Heroico
Santiago Sandoval Carbajal (derecha) en Heroico

Heroico [+lee también:
tráiler
ficha de la película
]
debe analizarse teniendo en cuenta dos dimensiones paralelas: por un lado, sus elementos pictóricos y compositivos, a menudo sugerentes y habilidosos; por otro, su progreso narrativo y sus temas, que nunca resultan tan inspirados. Ocasionalmente, estos dos elementos encajan o se refuerzan mutuamente, pero lo cierto es que un plano maestro aislado en esta película del guionista y director David Zonana transmite mejor su tesis sobre la cultura militar mexicana que la forma en que combina los ingredientes ya mencionados a lo largo de sus 90 minutos de duración.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
tourmaletfilms_rotterdam

La película, que acaba de estrenarse en la Competición World Cinema Dramatic de Sundance, tras la cual pasará por la sección Panorama de la Berlinale, es la última incorporación a una notable lista de obras que examinan el machismo, la violencia y la corrupción en México, siempre desde una postura cínica y despiadada, entre las que destacan los trabajos de Michel Franco (productor de esta película). Partiendo de referentes como Nuevo orden [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, premiada en Venecia, o Una película de policías, de Alonso Ruizpalacios, Heroico intenta profundizar en la exploración hiperbólica de las fuerzas armadas del país, así como su relación con la clase política enferma del país.

El principal hallazgo de la película para los espectadores internacionales es la forma en que expresa cómo la población indígena del país experimenta una suerte de liberación, pero también se atrapa a sí misma, a través de su conexión con el ejército. El protagonista es Luis (Santiago Sandoval Carbajal, uno de los muchos actores no profesionales del reparto), un recluta de 18 años que decide alistarse, principalmente por el seguro médico que esto le garantiza a su madre, Yanín (interpretada por Mónica del Carmen, colaboradora habitual de Franco). Durante su entrenamiento a manos del abusivo sargento Sierra (Fernando Cuautle), Luis no es tanto una víctima de los traumáticos rituales de iniciación para los reclutas como un testigo privilegiado, ya que está siendo preparado (en más de un sentido) para ascender a un rango superior, gracias a su comportamiento tranquilo y profesional, así como a su escalofriante precisión con el rifle. El campamento, llamado literalmente Heroico Colegio Militar, está construido sobre la vasta estructura de un anfiteatro de la época azteca, lo que sugiere que se trata de una vía parcial para que los indígenas mexicanos abandonen la clase marginada, accediendo a una tregua incómoda (como brazos igualmente corruptos del Estado) con sus colonizadores de ascendencia europea.

A continuación, el guion de Zonana sigue un camino un tanto previsible, en el que asistimos a la deshumanización gradual de Luis, un proceso que ya hemos visto en clásicos como La chaqueta metálica, ambientada en la guerra de Vietnam, que también trata sobre el control adoctrinador de estos entornos. Del mismo modo, la película amplía con astucia el influyente uso que hizo Kubrick del punto de vista único en la fotografía, combinada con una inmensa profundidad de campo. La colocación simétrica de bancos y literas, cabezas afeitadas y techos bajos y amenazadores genera imágenes violentas en sí mismas debido al terror que transmiten. Sin embargo, Zonana también acaba agravando las debilidades de su película, exagerando una crueldad que ya está presente: al hacer que una docena de hombres se agachen y mantengan el equilibrio sobre sus cabezas en las baldosas de un resbaladizo cuarto de duchas colectivas, ¿no empieza este sensacionalismo a imitar la crueldad de los mandos superiores con sus subalternos?

Cuando Sierra invita a Luis a participar en una emboscada armada contra unos ricos propietarios blancos que viven cerca de la base, la trama se adentra en un territorio de género incómodo, aunque potencialmente más comercial, y la película se desvía aún más de su visión sociológica.

Heroico es una coproducción entre México y Suecia, producida por Teorema, Filmadora Nacional, Film i Väst y Common Ground Pictures. Wild Bunch se ocupa de las ventas.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del inglés)

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy