email print share on Facebook share on Twitter share on LinkedIn share on reddit pin on Pinterest

BERLINALE 2024 Competición

Crítica: L'Empire

por 

- BERLINALE 2024: Espadas láser, naves espaciales y una lucha entre las fuerzas del Bien y del Mal en un contexto humano ordinario; Bruno Dumont entrega una sátira hilarante a consumir con precaución

Crítica: L'Empire
Fabrice Luchini y Brandon Vlieghe en L'Empire

"Nuestro tiempo está cerca. Reina la oscuridad. La Motrice está en marcha y pronto habrá fecundado al elegido". Parece sacado de El señor de los anillos, de una película de John Carpenter, o incluso de "hace mucho tiempo, en una galaxia muy, muy lejana". Pero no, en realidad se trata de la cinta de nada más y nada menos que Bruno Dumont, el ex profesor de filosofía y eminente —y cada vez más— iconoclasta director de cine de autor que ha decidido, de la mano de L'Empire [+lee también:
tráiler
entrevista: Bruno Dumont
ficha de la película
]
—presentada en la competición oficial de la 74.ª Berlinale [+lee también:
tráiler
entrevista: Bruno Dumont
ficha de la película
]
—, ir más allá en su búsqueda de un vehículo cinematográfico satírico para dar alas a sus ideas. Pero claro, aunque se trate de una batalla galáctica entre dos fuerzas metafísicas antagónicas que se disputan el control de la Tierra (con vistas al apocalipsis para unos y a un reino de solidaridad e igualdad para los otros), el director ha vuelto a ambientar su historia en la Costa de Ópalo, de manera que vuelve a poner el foco en la "gente pequeña" del norte de Francia a la que aprecia tanto que se burla de ella con todo el cariño del mundo —a través de obras que van desde La alta sociedad [+lee también:
crítica
tráiler
Q&A: Bruno Dumont
ficha de la película
]
hasta El pequeño Quinquin [+lee también:
crítica
tráiler
ficha de la película
]
, por citar solo los ejemplos más evidentes—.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)
Hot docs EFP inside

Hace un calor abrasador al principio de L'Empire, una película en la que Bruno Dumont parece despojado de cualquier atisbo de seriedad. No tardan en perfilarse los dos bandos, tanto en la Tierra como en el Cielo. En el bando de los demonios que montan caballos percherones blancos, la camarilla metahumana está liderada por el pescador Joni (Brandon Vlieghe), padre de Le Margat —cuyo nombre real es Freddie—, el niño que está destinado a lograr la tan ansiada dominación del Mal en la Tierra. Con el fin de desbaratar sus oscuros designios ("el exterminio de todas las razas menos una") y frenar el avance de Le Margat, Jane (la excelente Anamaria Vartolomei) y Rudy (Julien Manier) actúan como centinelas, con sus sables láser a punto para decapitar a sus enemigos. Sobre ellos, a la altura de las nubes, dos naves espaciales controlan la evolución de la situación: una —enclavada en un fino agujero negro y compuesta por un espectacular palacio con diversos jardines similares a Versalles— está bajo el control de Belcebú (un desquiciado Fabrice Luchini que recuerda al Dr. Strangelove), y la otra —una catedral espacial— está dirigida por la Reina (Camille Cottin). Dos fuerzas opuestas ("tú sabes quién soy yo, yo sé quién eres tú, no nos mezclamos") que solo pueden existir a través de seres humanos que, a pesar de ser innegablemente corruptibles, también resultan "entrañables y muy divertidos" y, lo que es más importante, tienen cuerpo. Todo está preparado, por tanto, para la gran batalla final, porque "aquí, la gente se debate entre el bien y el mal. Nuestra batalla tiene lugar en sus corazones".

Con unos efectos especiales muy logrados, L'Empire constituye una desternillante parodia de las películas galácticas que han alimentado la imaginación de los cinéfilos durante los últimos 50 años, siendo Star Wars la más famosa. A partir de la mezcla de esta dimensión con un sentido de la ironía muy poco convencional y terrenal respecto a las clases trabajadoras —con sexo salvaje de por medio—, Bruno Dumont acaba por firmar una película de culto que, por si fuera poco, cuenta con una brillante labor de dirección. A algunos les parecerá demasiado WTF —el cineasta no se priva de nada—, mientras que otros sospecharán de pretensiones artísticas ocultas, pero lo único que podemos decirles a todos ellos es: tranquilos, un poco de humor no hace daño a nadie.

L'Empire ha sido producida por Tessalit Productions y coproducida por Furyo Films, la alemana Red Balloon Film, la italiana Ascent Film, la belga Novak Prod y la portuguesa Rosa Filmes. Las ventas internacionales de la película corren a cargo de Memento International.

(El artículo continúa más abajo - Inf. publicitaria)

(Traducción del francés)


Galería de fotos 19/02/2024: Berlinale 2024 - L'Empire

17 fotos disponibles. Desliza hacia la izquierda o la derecha para verlas todas.

Lyna Khoudri, Anamaria Vartolomei, Brandon Vlieghe, Bruno Dumont, Jean Brehat
© 2024 Dario Caruso for Cineuropa - dario-caruso.fr, @studio.photo.dar, Dario Caruso

¿Te ha gustado este artículo? Suscríbete a nuestra newsletter y recibe más artículos como este directamente en tu email.

Privacy Policy